22/9/12

¿Existe el PREINFARTO? - ¿Que debemos entender cuando nos dicen así y que debemos hacer - Dr. Jorge de Paula

Pregunta realizada en el Foro de Yahoo Respuestas

Mi Pareja tuvo un pre-infarto causado por estress en Diciembre del año pasado! Hace unas noches en medio de una rabia le empezo a doler el pecho hasta que perdio el conocimiento. Que se puede hacer en esos casos y como puedo evitar que vuelva a suceder?

Respuesta Dr.George: Estimada Ness: Falta información que puede ser muy relevante a la hora de analizar su pregunta, y una pregunta fundamental es saber la edad de su pareja, porque no es lo mismo interpretar un cuadro de "pre-infarto" en una persona digamos mayor de 40 o 50 años y con factores de riesgo cardiovascular, que analizar un cuadro "etiquetado como pre-infarto" en una persona de 20, 25 o 30 años y que no tenga dichos factores.

De todas maneras vamos a analizar su pregunta: "mi pareja tuvo un pre-infarto causado por estrés en 12/2010": Si Ud. le pregunta a 10 médicos sobre el diagnóstico de "pre-infarto" probablemente la mitad le contesten que no existe el término pre-infarto y la otra mitad le dirán que sí. Personalmente utilizo con mucha frecuencia la palabra PREINFARTO, ya que la considero muy válida para la comunicación con los afectados de alguna dolencia cardiovascular porque el término pre-infarto reúne 2 condiciones muy importantes: "precisión" y la "practicidad".

De manera que es habitual que muchos médicos manejen esta terminología y especialmente lo manejen la gran mayoría de los pacientes y los familiares también, y les resulta muy entendible el término. Cuando una persona tiene factores de riesgo cardiovascular y presenta un cuadro de probable naturaleza coronaria, y tuviera más de 40 años, es altamente probable que haya sido un aviso, y hablamos de pre-infarto. Pero si se tratara de una persona de menos de 25 años, etiquetar un cuadro de dolor en el pecho y más aún en el contexto de una rabieta, y más aún seguido de una pérdida de conocimiento, es una temeridad, porque lo más probable que el síntoma no haya tenido nada que ver con un problema coronario, y sí con una crisis de ansiedad, y descontrol. Suele suceder que cuando no tenemos claro un diagnóstico, usemos términos como pre-infarto en un contexto que no deberíamos usarlo, y es ahí donde la palabra queda desacreditada y pierde su real valor. Es probable que el cuadro que ha tenido unas noches atrás, es de una crisis nerviosa, que requiere un abordaje serio y comprometido como cualquier otro problema de salud que padezca cualquier persona, y ello significa una consulta psicoterapeútica con un tratamiento adecuado, realizar un correcto análisis de los factores que pueden estar incidiendo sea en lo biológico, en los psicológico y en lo social en esta etapa de la vida y que pueden y deben tener solución. En caso de tratarse de un real caso de "pre-infarto", su tratamiento comprenderá:

1) Dieta sana y equilibrada, comiendo lo que sea necesario según los requerimientos standarizados. Sabiendo además que hay que comer para vivir y no vivir para comer.Esto resulta muy fácil de decirlo pero es muy díficil de llevarlo adelante, especialmente en determinados contextos. Juegan en contra muchos factores, algunos culturales, otros emocionales (ya que la comida nos da mucha gratificación y mucho placer) y asociamos los recuerdos de tiempos pasados con algunos alimentos que son ricos y saludables con otros alimentos que también son ricos pero que hoy sabemos que no eran "nada saludables". Muchas veces es el haber pasado por etapas de privación nos lleva también en tiempos de mejora económica a proyectar nuestra nueva posición en "aflojarnos el cinturón" y tener el sí muy fácil para comprar alimento en exceso. Recuerde Ud. que "ni la bonanza económica, ni la abundancia alimentaria en general van de la mano de la buena salud ni de la longevidad.

2) Actividad física diaria y mantenida en el tiempo, lo cual comprende deportes o simplemente caminata rápida diaria de 60 minutos o bicicleta por 45 minutos. La sugerencia de la OMS son 150 minutos semanales. Con estas 2 cosas ya la persona está corrigiendo la obesidad o el sobrepeso que pudiera tener, que son la principal causa de que tanto la enfermedad ateroesclerótica, como la hipertensión arterial, como la diabetes o los trastornos del colesterol se vuelven más acelerados, y más agresivos sobre las arterias.

3) Cesación del hábito del tabaquismo si lo tuviera, tanto activo como pasivo.

4) Un aprendizaje a manejar el estrés de la vida cotidiana, para lo cual técnicas de respiración, relajación y meditación tienen gran importancia. Evitar el estrés crónico es uno de los principales objetivos en aquellas personas que viven especialmente en grandes urbanizaciones.

El Dr.Francisco Mora publicó un libro hace poco tiempo en el cual nos ofrece "los 12 consejos para retrasar el envejecimiento". Ud. lo podrá escuchar acá: http://www.youtube.com/watch?v=sB8H9__a4Fo&feature=related También le sugerio este otro programa de Redes para la neurociencia de TVE, programa que conduce Eduard Punset: De la medicina de las enfermedades a la medicina del bienestar

http://blip.tv/redes/redes-95-de-la-medicina-de-las-enfermedades-a-la-del-bienestar-5150346

Ponga especial atención al resumen que va desde el minuto 16.40" hasta el minuto 20.21"

1) De la medicina de las enfermedades a la medicina del bienestar - Eduard Punset http://blip.tv/redes/redes-95-de-la-medicina-de-las-enfermedades-a-la-del-bienestar-5150346

2) Construir salud es mucho más importante que prevenir la enfermedad - Dr.Jorge de Paula http://drgeorgeyr.blogspot.com/2011/02/construir-salud-es-aun-mas-importante.html

3) Presión arterial nerviosa o por "somatizar" es realmente peligrosa http://drgeorgeyr.blogspot.com/2010/08/presion-arterial-nerviosa-o-por.html

4) El camino a la felicidad no permite tomar atajos - Dr. Martin Seligman

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: