28/11/08

¿La timidez, es un problema genético? - Dr. Jorge de Paula


¿La timidez es un problema genetico? -

Pregunta de Aikanáro Anárion: "A pesar de que muchos libros y también algunos terapeutas dicen que no es posible eliminar la timidez de raíz por su orígen genético,...". Los terapeutas lo dicen. Yo mas bien creo que es un problema de personalidad.
by Dr.Georg...
Respuesta en YR:
Estimado Aikanaro: Si bien la investigación científica avanza a una velocidad extraordinaria, la velocidad con la que esos conocimientos se universalizan a toda la comunidad científica y luego a toda la población es mucho más lenta. Por eso es que si bien en los últimos años la evidencia científica es abrumadora en cuánto a que NO SOMOS VÍCTIMAS DE NUESTROS GENES, (salvo un 2% del total de las enfermedades conocidas son de origen genético), por todas partes se siguen pensando que los genes son los culpables de la mayoría de las enfermedades. Eso es lo que se escucha cuando uno habla lee las revistas, cuando habla en una reunión, en los programas de televisión, etc. etc. y esto sigue siendo así. Hay una cultura generalizada en el mundo de que realmente los genes dominan nuestra biología y son los responsables de nuestra biología y de todo lo que nos pasa. El 95% de las personas nacemos con genes perfectamente normales, y hasta el momento solamente se ha podido determinar que un 2% de las enfermedades son causadas por genes defectuosos. Y esas personas que nacen con genes defectuosos son las que ya expresan su enfermedad desde el nacimiento o muy tempranamente. Por lo tanto a esta altura de los conocimientos que tenemos es insostenible el planteo de que por ejemplo la timidez sea un problema genético, o como se ha publicitado hace pocos meses que la infidelidad sea un problema genético afirmándose como se ha leído que "se ha descubierto el gen de la infidelidad." Esto un grave problema porque además de ser inexacto y de causar gran confusión, genera una irresponsabilidad de la población para con el cuidado de su salud, porque si los genes son culpables de todo, ¿para qué cuidarnos?. Ese error parte desde Darwin y su determinismo genético y esto ha costado décadas pensamiento erróneo que aún está costando eliminar de la creencia popular. De ahí viene el concepto de que la genética condiciona todo. La genética predispone, pero es el medio ambiente el que permite que se exprese una enfermedad latente o no se exprese. Y dentro de los factores ambientales que inciden, están los dietéticos, los culturales, los psicológicos (carga de estrés), las vivencias, los temores y también el tipo de personalidad. Los genes no controlan la biología. Y lo que realmente rige la biología de la célula es la percepción que tiene esa célula del ambiente y si lo llevamos un poquito más arriba, es la percepción de lo que el individuo tiene de ese ambiente. O sea que sería exactamente al revés a lo que se está planteando. No solamente es inexacto que la timidez sea un problema genético, sino que la timidez está condicionando a sus genes para que se expresen de determinada manera y no de otra. O sea la evidencia científica en este siglo 21 es que sus genes no influyen en su timidez, pero su timidez influye sobre sus genes. Parte de estos conceptos los ha vertido la Dra. Marianela Castes en el pasado Congreso Panamericano de Psiconeuroinmunoendocrinología, desarrollado en Montevideo. (le envío el link para leer su extraordinaria conferencia). Y´ha afirmado también: Nuestro grado de percepción de las cosas controlan nuestro comportamiento celular. Y desde el momento que las percepciones pueden o no ser exactas, la célula en realidad es controlada por nuestras creencias, y esto es importantísimo o sea el tema de nuestras creencias, porque son nuestras creencias las que determinan la biología de nuestro organismo. Y determinarán la posibilidad de estar sanos o de enfermarnos, y si enfermamos, la posibilidad de curarnos o no (con la ayuda de los fármacos). Un paciente por ejemplo con cáncer tiene que creer que se va a curar, porque si no cree que no se va a curar, por más que reciba el mejor tratamiento, no se va a curar. Esto reafirma la capacidad de la mente humana para sanar o para enfermar. La mente humana y su función, es la causa y la razón de todo lo que existe en el mundo, y es tan poderoso el poder de la mente, para hacer el bien o hacer el mal, que “la mente en su propio lugar y por sí misma puede hacer un paraíso del infierno o un infierno del paraíso”, así lo escribió John Milton en su “Paraíso Perdido”, cuando hacía ya siete años que estaba ciego. La timidez tiene relación entonces con un rasgo de su personalidad y también con los contextos en los cuales se puede manifestar con mayor fuerza, pero todo es mejorable, basta con proponérselo y con realizar los pasos acertados para solucionar la dificultad. Hay asesoramiento profesional específico y técnicas de afrontamiento que le ayudarán. Si Ud.es tímido para bailar, solo podrá vencerla cuando aprenda a bailar y gane confianza para desarrollar esa técnica. . Si tiene dificultades para la interrelación social, también se puede aprender técnicas, y también el desarrollo de algunas artes le permitirán mejorar su relacionamiento. Todo suma, cuando uno hace trabajar la mente. Si hace deportes también adquiere herramientas que le permitirán un mejor grado de comunicación, y así sucesivamente, pero la genética no tiene nada que ver con la timidez, como tampoco tiene nada que ver con la infidelidad, ni con la mayoría de las cosas que se están promoviendo con fines comerciales o mediáticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: