18/9/10

Dolencia de columna: segunda causa de ausentismo laboral luego de la Gripe - Higiene de la Columna: Como sentarse Correctamente - Dr. Moisés Reznik


Síndrome de Laptop-itis: generado por el uso excesivo de notebooks o laptops.
(BERNADETTE LAITANO)
Dolor de espalda, de cuello y de cabeza o sequedad en los ojos son algunos de los síntomas físicos derivados del uso de las computadoras personales. La dolencia ya tiene nombre, laptop-itis.
Hasta la década de 1990, quienes consultaban a un fisioterapeuta por salud laboral eran, en su mayoría, trabajadores de la construcción. Pero a mediados de esa década se hicieron más comunes las consultas por dolencias derivadas del uso de computadoras en los lugares de trabajo. Ahora, con el desarrollo del diseño en las tecnologías, que aumentaron la oferta y demanda de dispositivos portátiles, los fisioterapeutas agregaron un nuevo síndrome a las dolencias a atender, la laptop-itis.

LESIONES DE NERVIOS, MUSCULOS, TENDONES Y LIGAMENTOS:
Los síntomas se asocian con lesiones a nivel de nervios, músculos, tendones y ligamentos que tienen un efecto acumulativo, ya que en general se hace "oídos sordos" a este llamado de atención del cuerpo.
Las lesiones se traducen en dolor de espalda y cuello, molestias en las articulaciones y fatiga visual, como enrojecimiento, sequedad, visión nublada y jaqueca.
La laptop-itis, que responsabiliza principalmente al mal uso y abuso de las computadoras portátiles, trasciende el universo laboral ya que éstas también son una herramienta de estudio y entretenimiento.
El término es importado de Estados Unidos en donde, cada vez con mayor frecuencia, los jóvenes acuden a los centros académicos con sus laptops.
Aún más, la alerta por el aumento de estos malestares la lanzó la facultad de Medicina Chapel Hill de la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos.
"Las laptops tienen una gran ventaja porque las llevás a cualquier lado", reconoce Raúl Torres, profesor adjunto encargado del área de Biomecánica y Kinesiología de la Licenciatura en Fisioterapia de la Universidad de la República. "(Pero) hay que tener presente el tema del traslado. El peso influye en las dolencias porque a veces uno sale con una laptop que puede llegar a pesar dos kilos y no es lo mismo caminar dos cuadras que andar todo el día con ella".
Además, es común apoyarlas en las piernas, lo que obliga a mirar hacia abajo y forzar el cuello. Para garantizar una buena postura, hay que usar la computadora portátil en una mesa y el cuerpo debe formar un ángulo de 90 grados con los hombros, la cadera y las rodillas.

Prevención: Trabajar en un espacio adecuado, mantener una postura correcta y tomar descansos de dos o tres minutos por hora de trabajo, son las tres principales acciones para evitar o reducir los síntomas de la laptop-itis. "No podemos estar más de 45 minutos en la misma posición, es intolerable", aclara Torres.
La silla debe tener respaldo y quien la usa tiene que sentarse bien atrás: "No podemos estar sentados en el borde. Por eso los respaldos tienen una convexidad, para que (la columna) calce", detalla el especialista. La altura, que permita los 90 grados mencionados, también importa: "Mantiene a la zona lumbar en una correcta posición y carga menos a la columna".
Para evitar problemas en las muñecas, hay que conectar la laptop a un monitor o teclado externo, y apoyar los antebrazos al teclear. "Lo ideal sería que el borde superior del monitor esté a la altura de nuestra vista y que puedan ser nuestros ojos los que se muevan en un ángulo de entre 20 y 25 grados", señala el fisioterapeuta. La distancia del usuario con el monitor debe ser mayor a 60 centímetros.
Torres recomienda salir de la posición de sentado cada una hora para mover las zonas o grupos musculares afectados, como la región cervical, la columna lumbar o las muñecas. Advierte, además, que mundialmente las dolencias de columna son la segunda causa, después de la gripe, de ausentismo laboral.
Quienes presentan síntomas de laptop-itis, pueden consultar a un traumatólogo o reumatólogo, complementando su visión con la de un fisioterapeuta. "Ninguno sustituye a otro".

A tener en cuenta:
Espacio:
Hay que procurar la máxima comodidad para trabajar y evitar espacios reducidos que dificulten el movimiento del cuerpo. Al teclear, apoyar los antebrazos en el escritorio.
Silla: Debe tener respaldo y quien la usa debe sentarse bien atrás. Su altura debe permitir que el cuerpo forme ángulos de 90°.
Monitor: Que esté a la altura de los ojos y a más de 60 centímetros de distancia. En el caso de las laptops, hay soportes que permiten elevarla para no forzar el cuello hacia abajo.
Descansar: Dos o tres minutos cada hora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: