31/10/16

El eustrés me ayuda, y el distrés me enferma: Dr. Mario Alonso Puig - Dr. Jorge de Paula

Según la Universidad de Harvard en Boston, entre el 60% y el 90% de las consultas a médicos generales en Occidente, tiene una clara relación con el estrés. 
Estudios amplios han demostrado que la forma dañina de estrés, llamada distrés, es causada por la pobre capacidad que muchas veces tenemos a la hora de gestionar nuestras propias emociones. 
Esta incapacidad se hace especialmente patente en los conflictos interpersonales, los cuales generan niveles muy altos de frustración, resentimiento e ira y que conducen no pocas veces, al aislamiento consecuencia habitual de la rotura de los vínculos emocionales. 
Cuando nos sentimos aislados de una manera habitual, podemos llegar a multiplicar por 5 nuestras posibilidades de enfermar. 
Es muy importante entender que el estrés no es algo únicamente negativo que daña la salud y resta eficiencia. 
EUSTRÈS = ESTRÉS BUENO: Alarma benéfica, protectora:
Hay un componente del estrés llamado eustrés que aumenta la concentración, mejora la capacidad de aprender y memorizar y ayuda a ver las cosas desde una mayor perspectiva. 


DISTRÉS = ESTRÉS MALO: Sin embargo, hay otro componente que ya hemos mencionado y que es el distrés, que tiene justamente el efecto opuesto.

Los conflictos que nos plantea la vida no solo están referidos al estrés laboral, sino que también abarca las emociones negativas, o todas aquellas situaciones atemorizantes o deprimentes que pueden sufrir las personas, y que de una manera u otra, desencadenan en nosotros lo que se conoce como EMOCIONES DESTRUCTIVAS o EMOCIONES RESTRICTIVAS.
De manera que ya estaríamos interpretando como "ESTRÉS", a  una serie de situaciones que se vinculan a la vida diaria, y en parte a nuestra capacidad de manejar esas situaciones, por lo que hay factores externos a nosotros y factores que dependen de nosotros. 
Si tomamos estrés vinculado al trabajo, a la necesidad de terminar un trabajo, o a concretar diariamente cierta proporción de ventas, es una cosas. 
Pero también genera "estrés", la pérdida de un trabajo o una dificultad económica.
La vida nos da una infinidad de circunstancias en las cuales hay experiencias de tensión crónica, uno de ellos es el estudio de Marmot, de Whitehall en la cual ha evaluado una enorme cantidad de elementos. 
http://www.abc.net.au/science/slab/stress/whithall.htm

Y  el Dr. Andrew Steptoe de la Universidad de Oxford ha publicado un estudio sobre el estado de ánimo y su repercusión sobre la salud cardiovascular: 

Las personas sometidas a situaciones de estrés crónico, en general enferman más tempranamente que aquellas que no viven esa situación. 
Pero por otro lado no todas las personas que están sometidas a ese estrés laboral crónico enferman por igual, y ahí entra en juego el aspecto individual, o sea la RESILIENCIA, que sería la capacidad que tenemos o no cada uno, de seguir proyectándonos hacia el futuro con optimismo con esperanza, a pesar de acontecimientos desestabilizadores, de condiciones de vida difíciles o de haber padecido traumas emocionales graves. 

Tiene relación con las circunstancias de vida que cada uno de nosotros atravesamos y la forma como las interpretamos o las utilizamos en favor de nuestro crecimiento. 
La calidad de vida en cada uno de los contextos en los cuales nos desarrollamos se asocian una vida más feliz así como a la prevención de enfermedades. 
De ahí la importancia de identificar si circuntancias sean personales o funcionales generadoras de angustia o infelicidad en forma agregada, que pudiera ser evitable. 
Hay personas que desde su jerarquía o no, generan tensión enforma innecesaria en quienes los rodean, y no todos pueden manejar esa carga de tensión de la misma manera, las consecuencias no son solo psicológicas, son también físicas, y especialmente a nivel cardiovascular. 
La hipertensión arterial es una señal temprana y fácilmente detectable, pero no la única. 
El maltrato sistemático es uno de los elementos que más enferman. 
El maltrato y la cuota de infelicidad provocada depende de los contextos y depende de las conductas. 
Hay estructuras que son muy maltratantes. 
Lo que sí es una fantasía irrealizable es pensar que la vida va a carecer de problemas, y que podemos "vivir sin estrés", la vida está compuesta de buenos momentos y de malos momentos, pero si aprendemos a reconocer y gestionar nuestras emociones, tendremos una llave para dosificar la carga de estrés, y  aprender a identificar cuánto va por cuenta nuestra, por la forma como nos tomamos las cosas, porque eso es lo que podemos cambiar para mejorar nuestra calidad de vida, y para manejar mejor también una situación que previamente era martirizante. 
En el campo de los problemas humanos y las enfermedades tenemos aún mucho por aprender, y recién en las últimas décadas de han comenzado a dar los primeros pasos. 

1) Estrés y Distrés - Dr.Mario Alonso Puig
http://www.marioalonsopuig.com/es/gestion-del%20estres

2) Educación emocional - Rafael Bisquerra
https://www.youtube.com/watch?v=noVXkS3A-Fg



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: