28/11/16

SI NO SUMA... NO TE SUMES: Dr.Jorge de Paula


SI NO SUMA....NO TE SUMES...
Si lo que pensaste decir... no suma...no lo digas. 
Si lo que estás escuchando en una conversación..... no suma... .. permanece en silencio o hazlo saber....pero no te sumes. 
Si lo que leíste por ahí o viste en la televisión...  no suma ...NO LO ANDES REPITIENDO. 
No nos sumemos a lo que no suma. 
Deberíamos hacer pasar por los 3 filtros o por las 3 rejas todos aquellos comentarios o noticias que nos llegan, de esa forma mejoraríamos mucho el contenido de nuestras conversaciones....nuestras temáticas....nuestras reuniones....todas ellas serian mucho mas enriquecedoras.
El primer filtro o la primera reja es la de la VERDAD....O sea preguntarnos...¿sera verdad eso que me estan comentando...o ya estará distorsionado?.
El segundo filtro o la segunda reja es la de la BONDAD...o sea ..es algo bueno que se esta comentando o es algo malo.... algo triste.. o algo destructivo que NO SUMA (como el relato que hace Camila en el video). 
La tercera reja o el tercer filtro seria el de la NECESIDAD..o sea es necesario que me hagas escuchar eso.
La reflexion de las 3 rejas atribuida a Socrates concluye asi....  SI NO ES VERDADERO...NO ES BUENO O NO ES NECESARIO QUE ME LO CUENTES ..DEJEMOSLO EN EL OLVIDO.

Cuanto bullyng evitariamos. Cuanto Mobbing. Cuanto sufrimiento a otras personas y cuanta insatisfaccion y vacio existencial también nos evitarÍamos.
Cuanta carga innecesaria de infelicidad nos libraria también el poder estar cada vez más atentos a nuestras emociones..a nuestros pensamientos y reacciones..y cuanto mas agradable se vuelve nuestra vida..cuando vivimos con horizontes de abundancia y no de escasez. Cuando apuntamos a la creatividad y a la tolerancia, en lugar de apuntar a la mediocridad y a la descalificación. 
Cuando logramos vivir en una atmósfera de compasión, de empatía, de convivencia pacífica, de plenitud, de amor, seguramente se nos hará más fácil no sumarnos a lo que no suma. 
Por lo tanto....Si no suma.... permanece en silencio o hazlo saber....pero no te sumes. 
SI NO SUMA....NO TE SUMES..

31/10/16

Hay gente que tiene los sentidos muy colmados, pero muy vacío el corazón.... solo La felicidad colma el corazón - Dr.Mario Alonso Puig

Como aprender a valorarse a sí mismo - Dr.Mario Alonso Puig

El eustrés me ayuda, y el distrés me enferma: Dr. Mario Alonso Puig - Dr. Jorge de Paula

Según la Universidad de Harvard en Boston, entre el 60% y el 90% de las consultas a médicos generales en Occidente, tiene una clara relación con el estrés. 
Estudios amplios han demostrado que la forma dañina de estrés, llamada distrés, es causada por la pobre capacidad que muchas veces tenemos a la hora de gestionar nuestras propias emociones. 
Esta incapacidad se hace especialmente patente en los conflictos interpersonales, los cuales generan niveles muy altos de frustración, resentimiento e ira y que conducen no pocas veces, al aislamiento consecuencia habitual de la rotura de los vínculos emocionales. 
Cuando nos sentimos aislados de una manera habitual, podemos llegar a multiplicar por 5 nuestras posibilidades de enfermar. 
Es muy importante entender que el estrés no es algo únicamente negativo que daña la salud y resta eficiencia. 
EUSTRÈS = ESTRÉS BUENO: Alarma benéfica, protectora:
Hay un componente del estrés llamado eustrés que aumenta la concentración, mejora la capacidad de aprender y memorizar y ayuda a ver las cosas desde una mayor perspectiva. 


DISTRÉS = ESTRÉS MALO: Sin embargo, hay otro componente que ya hemos mencionado y que es el distrés, que tiene justamente el efecto opuesto.

Los conflictos que nos plantea la vida no solo están referidos al estrés laboral, sino que también abarca las emociones negativas, o todas aquellas situaciones atemorizantes o deprimentes que pueden sufrir las personas, y que de una manera u otra, desencadenan en nosotros lo que se conoce como EMOCIONES DESTRUCTIVAS o EMOCIONES RESTRICTIVAS.
De manera que ya estaríamos interpretando como "ESTRÉS", a  una serie de situaciones que se vinculan a la vida diaria, y en parte a nuestra capacidad de manejar esas situaciones, por lo que hay factores externos a nosotros y factores que dependen de nosotros. 
Si tomamos estrés vinculado al trabajo, a la necesidad de terminar un trabajo, o a concretar diariamente cierta proporción de ventas, es una cosas. 
Pero también genera "estrés", la pérdida de un trabajo o una dificultad económica.
La vida nos da una infinidad de circunstancias en las cuales hay experiencias de tensión crónica, uno de ellos es el estudio de Marmot, de Whitehall en la cual ha evaluado una enorme cantidad de elementos. 
http://www.abc.net.au/science/slab/stress/whithall.htm

Y  el Dr. Andrew Steptoe de la Universidad de Oxford ha publicado un estudio sobre el estado de ánimo y su repercusión sobre la salud cardiovascular: 

Las personas sometidas a situaciones de estrés crónico, en general enferman más tempranamente que aquellas que no viven esa situación. 
Pero por otro lado no todas las personas que están sometidas a ese estrés laboral crónico enferman por igual, y ahí entra en juego el aspecto individual, o sea la RESILIENCIA, que sería la capacidad que tenemos o no cada uno, de seguir proyectándonos hacia el futuro con optimismo con esperanza, a pesar de acontecimientos desestabilizadores, de condiciones de vida difíciles o de haber padecido traumas emocionales graves. 

Tiene relación con las circunstancias de vida que cada uno de nosotros atravesamos y la forma como las interpretamos o las utilizamos en favor de nuestro crecimiento. 
La calidad de vida en cada uno de los contextos en los cuales nos desarrollamos se asocian una vida más feliz así como a la prevención de enfermedades. 
De ahí la importancia de identificar si circuntancias sean personales o funcionales generadoras de angustia o infelicidad en forma agregada, que pudiera ser evitable. 
Hay personas que desde su jerarquía o no, generan tensión enforma innecesaria en quienes los rodean, y no todos pueden manejar esa carga de tensión de la misma manera, las consecuencias no son solo psicológicas, son también físicas, y especialmente a nivel cardiovascular. 
La hipertensión arterial es una señal temprana y fácilmente detectable, pero no la única. 
El maltrato sistemático es uno de los elementos que más enferman. 
El maltrato y la cuota de infelicidad provocada depende de los contextos y depende de las conductas. 
Hay estructuras que son muy maltratantes. 
Lo que sí es una fantasía irrealizable es pensar que la vida va a carecer de problemas, y que podemos "vivir sin estrés", la vida está compuesta de buenos momentos y de malos momentos, pero si aprendemos a reconocer y gestionar nuestras emociones, tendremos una llave para dosificar la carga de estrés, y  aprender a identificar cuánto va por cuenta nuestra, por la forma como nos tomamos las cosas, porque eso es lo que podemos cambiar para mejorar nuestra calidad de vida, y para manejar mejor también una situación que previamente era martirizante. 
En el campo de los problemas humanos y las enfermedades tenemos aún mucho por aprender, y recién en las últimas décadas de han comenzado a dar los primeros pasos. 

1) Estrés y Distrés - Dr.Mario Alonso Puig
http://www.marioalonsopuig.com/es/gestion-del%20estres

2) Educación emocional - Rafael Bisquerra
https://www.youtube.com/watch?v=noVXkS3A-Fg



Si crees que la educación es cara, prueba con la ignorancia - Derek Bok

El significado más obvio del aforismo nos dice que tanto la educación como la ignorancia suponen un costo, pero que la falta de educación –la ignorancia–- resulta por mucho ser más costosa. En su sentido literal nos dice que sí, que la educación puede parecer cara, pero que en realidad no es tan cara como la ignorancia ya que esta supone unas consecuencias insospechadas. Nos dice que la educación, como todos sabemos, no es gratis, y que muchas veces su costo nos puede parecer oneroso. Eso en el sentido económico, aunque se reconoce que la educación tiene además un valor intangible que no puede medirse con dinero.
  Pero también nos dice que fácilmente podríamos caer en la trampa de pensar que al no ir a la escuela –y por tanto no pagar por ella– no pasa nada, que no hay consecuencias. Al contrario, pareciera que nos estamos evitando los costos que esta conlleva, que nos evitamos los esfuerzos y molestias que esta implican y que el tiempo es mejor utilizado para realizar tareas que reportan algún beneficio –como el trabajo remunerado–.
Esa es la trampa, la ignorancia tiene un costo incalculable –que no es solo económico sino también social– y es cómodo –o ingenuo…o sospechoso– creer que no lo tiene.
La ignorancia supone la ausencia, carencia o invalidez de conocimientos en un sentido absoluto o en un sentido concreto. El término hace alusión no solo al sentido cognitivo sino también al sentido social. La ignorancia supone la manipulación y la esclavización, la opresión y la explotación, la alienación y la superstición, el fanatismo y el dogmatismo del el sujeto o grupo social con la condición de ignorantes. De aquí que se afirme que el conocimiento da poder –el poder de elegir su propio destino– y hace libre al hombre –libre de las aberraciones ya mencionadas–.
La ignorancia también supone la imperfección y la incompletud del sujeto.
Implica la animalidad del hombre por sobre su humanización, el triunfo del instinto por sobre la razón.
La ignorancia amarra y constriñe al hombre a un estado de barbarie, de adormecimiento o de caos, lejos de la superación a mejores niveles de conciencia y del alcance del estado de plenitud y realización al que está llamado como ser humano.
La ignorancia conlleva necesariamente la implantación de sistemas perversos, de sociedades y estados fallidos, de degradación social, anomia y la deshumanización del hombre. Igualmente implica el freno y rezago para el desarrollo económico, el progreso social, el florecimiento cultural, la producción intelectual, el avance de las ciencias y el crecimiento espiritual. Una sociedad sin educación tiene garantizado el atraso en todos los órdenes de la vida presente, la pérdida de su historia y la desesperanza de un futuro mejor. Una sociedad de ignorantes no solo es una carga social, sino también una bomba de tiempo Y es que la receta o antídoto para combatir la ignorancia no es desconocida para nadie. Los argumentos en pro de la educación se explican por sí mismos y no vamos a entrar en el análisis de lo obvio. Las personas, sociedades y pueblos que se han superado a sí mismas lo han hecho sobre la conquista de la ignorancia, lo han conseguido por el camino de la educación –para la cual no hay atajos ni formulas mágicas–.
Por eso, creer que cualquier dólar invertido en educación es un gasto es ser ingenuo.
Suponer que la falta de educación no tiene consecuencias, que la ignorancia es inofensiva e inocua raya en eso, ignorancia, cuando no sospecha.

Debemos educar emocionalmente para tener una sociedad emocionalmente inteligente - Dr.Rafael Bisquerra



Justicia. Libertad. Paz. Amor. compasión. Agradecimiento. Solidaridad. Respeto.
Implicación vital en estos valores

La Inteligencia Emocional y su aplicación en las organizaciones - Dr.Rafael Bisquerra

30/9/16

Un poderoso derrame de iluminación: Dra. Jill Bolte Taylor

Tres grandes males de la sociedad actual: La competitividad sin ética, la envidia y la lucha por el poder - Dres. Valentín Fuster y Joaquín Fuster

Periodista: Asústenme sobre algún hábito muy extendido que, sin que lo advirtamos, está ya resultando nocivo para nuestra salud. ¿Hay algún mal ‘tapado’?
Dr.Joaquin Fuster: Pues vaya susto voy a darle: ¡leer demasiado la prensa diaria y mirar demasiada tele! Ambas venden malas noticias y se callan las buenas; además, te quitan tiempo para hacer cosas más útiles, como son la ciencia, el deporte, el arte y la filantropía. 
Claro que hay que estar al tanto de lo que pasa por el mundo, pero has de elegir cuidadosamente tu periódico. 
Queremos información fiable y opinión equilibrada. Lo demás noticias sensacionalistas que solo nos llevan a vivir en modalidad supervivencia con la descarga automática de las homronas del estrés que terminan siendo muy nocivas para el organismo. Curiosamente, cuando algo va mejor en este mundo, tenemos que adivinarlo, porque el periódico y la televisió hablan menos de ello, ya que lamentablemente el Bien no tiene marketing ni genera rating en los medios de comunicación.
Valentín Fuster: Sí, en nuestra sociedad abundan, además, el estrés, la ansiedad y la soledad, y la mala alimentación, el tabaquismo y la vida sedentaria nos empujan a la enfermedad cardiaca. 
Periodista:  ¿Hay más depresión, ansiedad, estrés y complicaciones cardiovasculares en países desarrollados que en naciones del Tercer Mundo?. ¿La falta de necesidad genera más ansiedad y angustia que la falta de satisfacción?
Joaquín Fuster: Muchas ‘necesidades’ y ‘satisfacciones’ las inventa la sociedad, y los medios se encargan de difundirlas. Factores contribuyentes no faltan: envidia, percepción de injusticia, afán de posesiones más o menos superfluas, y siempre el dinero, dinero y más dinero. 
Hay muy pocos millonarios verdaderamente felices (y muchos miserables idílicamente felices en sociedades primitivas, sobre todo rurales). 
En última instancia está la quimera, repetidamente defraudada, de que el Gobierno nos resolverá los problemas y nos igualará a todos. De todo esto salen el estrés, la depresión, la ansiedad y las arterias enfermas del país desarrollado. Con menos medios, otros son más felices y tienen las arterias más lisas. Mucho de eso lo trajo la revolución industrial y, con ella, el consumismo del que habla mi hermano.
Valentín Fuster: Yo creo que no se puede hacer claramente la distinción a las que usted se refiere; tampoco generalizar. 
Vivimos en un mundo muy complejo. Los seres humanos son esencialmente idénticos en todas partes. Las grandes lacras de la sociedad –ahora y antes, en un país y en el otro– son la lucha por el poder, la competitividad y la envidia. 
Viviríamos en una sociedad más sana y feliz si nos percatásemos de que vivimos cuatro días y que vale la pena colaborar con nuestros compañeros de vida y asumir un compromiso social. 
Es importante que la sociedad tienda hacia un modelo más igualitario y que las personas con poder se integren en un equipo y escuchen a los demás. 
Curiosamente, la estrategia de investigación biológica dirigida a defender y promover la salud avanza mucho más rápidamente que la estrategia para establecer la paz entre los humanos.

J.F. Justamente, y ese modelo igualitario del que hablas no puede dictarlo ningún gobierno, sino que tiene que venir de abajo, con educación ciudadana, tolerancia y auténtica humildad, aprendiendo de nuestros errores. 

Todas las crisis económicas tienen algo de positivo en este sentido. Me atrevo a predecir que la presente llevará al resurgimiento de dos virtudes sociales que hoy escasean en el mundo civilizado, donde la codicia abunda: el ahorro y la generosidad. Ambas vienen de abajo, del hogar, de la familia y de la buena escuela.

No confundamos placer con felicidad: El hedonismo moderno es incompatible con la felicidad y el auténtico amor - Dr.Joaquín Fuster y Dr.Valentin Fuster

Periodista:. Las situaciones apremiantes de trabajo y las nuevas tecnologías nos llevan a vivir cada vez más aislados. Se tienen mil ‘contactos’, pero acaso menos ‘comunicación’. ¿Cómo reaccionar ante estos nuevos hábitos?.
Joaquín Fuster: Con educación, prudencia y sentido común. Vivimos tiempos interesantes y hay que sacarles jugo, sobre todo cuando el innegable progreso que hacemos nos sirve para ayudar de algún modo al prójimo. Aproveche ese progreso, siga su corriente sin hundirse en él. 
Deje la revolución de las masas para eso: "las masas". Y no se preocupe si le llaman "elitista", cada uno da lo que lleva en la mochila. Quién lleva una mochila cargada de odio, de ignorancia, de resentimiento, envidia, de rabia, de violencia o agresividad, encontrará a cada momento a quién darle su merecido con lo que carga en ella. No es sano para el cuerpo, ni para la mente, ni para el alma, ni para quienes nos rodean, ni para la sociedad, vivir en la violencia, en la hostilidad, en el odio, ni en la crítica destructiva e inconducente. 
Valentín Fuster: Yo creo que es importante potenciar las cuatro T: 
1) TIEMPO para reflexionar; 
2) TALENTO: (no utilizar nuestro talento nos lleva a la neurosis y a la frustración);
3) TRANSMITIR POSITIVIDAD: (conceptos, sentimientos, proyectos e ideas a los demás), el que da siempre recibe. 
4) TUTORIA:  Significa en las etapas más jóvenes de la vida, tener alguna persona que sea un referente, y significa durante toda la vida, estar motivado por aprender algo nuevo.  También involucrarse, ayudando y escuchando a las generaciones nuevas, ya que ellas son el futuro.  
ES IMPORTANTE EVITAR EL SOBREPESO FISICO, PERO TAMBIÉN HAY QUE EVITAR EL SOBREPESO MENTAL: 
Es importante incluir frutas y verduras en nuestra alimentación, sí, pero también respetar una dieta de felicidad para cuidar el alma: ser uno mismo, tener tiempo para uno mismo y para los demás, controlar nuestras vidas. Evitar el sobrepeso físico, pero también el mental.
Revista XL. La persona cardiovascular y cerebralmente saludable no fuma, bebe con moderación, practica deportes, habla idiomas, lleva una dieta equilibrada e hipocalórica, respeta unos horarios, evita situaciones de estrés y ansiedad... ¿Qué porcentaje aproximado de la humanidad puede vivir en estas condiciones?
J.F. Quizá, cero. Una cosa son los cánones y la otra, los fieles.
V.F. El perfeccionismo nos ata. No podemos convertirnos en prisioneros de la perfección. Si respetamos un plan de salud al 75 por ciento, podemos sentirnos satisfechos. Yo también me como una hamburguesa de vez en cuando.
Revista XL. Y así como existen los alimentos cardiosaludables, ¿hay pensamientos, ideas o hábitos neurosaludables?
V.F. Pensamientos positivos, creativos y solidarios. Y llevarlos a la práctica, sí.
Revista XL. Un corazón y un cerebro sanos, unos hábitos saludables, ¿acaban generando biológicamente felicidad?
J.F. Eso, eso. Probablemente generan cierta ‘felicidad’ por secreción de ciertos neurotransmisores. Pero más sana y genuina es la felicidad de hacer lo que está en nuestro poder para la felicidad de los demás. 
Esto último es, en buena parte, lo que le permitió a nuestra buena madre vivir felizmente 101 años. Y, además, en nuestra profesión es necesario cultivar una autocrítica implacable, huyendo de la adulación como del diablo. 
Por favor, no confunda el placer con la felicidad. El hedonismo moderno es antitético a la felicidad auténtica, como lo es al amor auténtico.
Valentín Fuster: La felicidad es dar, más que recibir. Tan simple como eso. Todas las demás felicidades son típicas de anuncios de televisión y promesas sintéticas. Ahora, el optimismo y la sensación de controlar nuestra vida tienen un impacto muy positivo en nuestra salud. También física, ya que por lo general la persona que tiene la sensación de control come mejor, encuentra tiempo para practicar ejercicio, se relaciona con los demás y tiene una autoestima más alta.

23/8/16

Reflexiones sobre la paz, la felicidad, el éxito y la autorealización personal

“Reír a menudo y mucho; ganar el respeto de gente inteligente y el cariño de los niños, conseguir el aprecio de críticos honestos y aguantar la traición de falsos amigos; apreciar la belleza; encontrar lo mejor en los demás; dejar el mundo un poco mejor, sea con un niño saludable, una huerta o una condición social redimida; saber que por lo menos una vida ha respirado mejor porque tú has vivido. Eso es tener éxito”. – Ralph Waldo Emerson. (1803-1882). (Poeta norteamericano).  

1- “Lo que un hombre piensa de sí mismo, esto es lo que determina, o más bien indica, su destino” Henry David Thoreau (1817-1862) Escritor, poeta y pensador.

2- “No tenía miedo a las dificultades: lo que la asustaba era la obligación de tener que escoger un camino. Escoger un camino significaba abandonar otros” Paulo Coelho (1947-?) Escritor brasileño. 

3- “Lo que se deja expresar, debe ser dicho de forma clara; sobre lo que no se puede hablar, es mejor callar” Ludwig Wittgenstein (1889-1951) Filósofo británico, de origen austríaco. 

4- “Con buenas palabras se puede negociar, pero para engrandecerse se requieren buenas obras” Lao-tsé (570 aC-490 aC) Filósofo chino.

5- Quien de verdad sabe de qué habla, no encuentra razones para levantar la voz. Leonardo Da Vinci (1452-1519) Pintor, escultor e inventor italiano. 

6- “Vale más hacer y arrepentirse, que no hacer y arrepentirse” Nicolás Maquiavelo (1469-1527) Historiador, político y teórico italiano.

7- No hay mejor medida de lo que una persona es que lo que hace cuando tiene completa libertad de elegir. William M. Bulger (1934-?) Político estadounidense. 

8- “Reír a menudo y mucho; ganar el respeto de gente inteligente y el cariño de los niños, conseguir el aprecio de críticos honestos y aguantar la traición de falsos amigos; apreciar la belleza; encontrar lo mejor en los demás; dejar el mundo un poco mejor, sea con un niño saludable, una huerta o una condición social redimida; saber que por lo menos una vida ha respirado mejor porque tú has vivido. Eso es tener éxito”. – Ralph Waldo Emerson. (1803-1882). (Poeta norteamericano).

9- “Tu deber es descubrir tu mundo y después entrégate con todo tu corazón.”- Buda. 

10- “No estas aquí simplemente para ganarte la vida. Estas aquí para facilitar a las personas de este mundo el vivir mejor, a que ayudar a los demás a tener “más visión”, a que puedan vivir con un mayor espíritu de esperanza y logro. Estas aquí para enriquecer el mundo y te empobrecerás (y lo empobrecerás) si olvidas tu deber”. – Woodrow Wilson (1856-1924). (XXVIII Presidente de los EE.UU.).

11- No intentes ser un ser humano de éxito. Intenta ser una persona de valor.” Albert Einstein (1879-1955). (Físico teórico). 

12- “Debes hacer las cosas que crees que no puedes hacer”. – Eleanor Roosevelt (1884-1962). (Primera dama americana).

13- “La excelencia moral es resultado del hábito. Nos volvemos justos realizando actos de justicia; templados, realizando actos de templanza; valientes, realizando actos de valentía.” – Aristóteles (384 a.C – 382 a.C). (Filósofo griego). 

14-”El hombre superior ahorra palabras y derrocha acciones”.- Confucio (551 a.C – 471 a.C). (Filósofo chino). 

15- “Haz que tu yo sea más pequeño y limita tus deseos”. – Lao Tse (570 a.C – 490 a.C). (Filósofo chino).

16- “Sólo la propia y personal experiencia hace al hombre sabio”. – Sigmund Freud. (1856-1939). (Médico, neurólogo, librepensador austriaco y creador del psicoanálisis). 

17- “La gloria de los grandes hombres debe medirse siempre por los medios que han empleado para adquirirla”. – Francisco VI, duque de La Rochefoucauld (1613-1680). (Escritor francés).

18- “El principio más profundo del carácter del ser humano, es el anhelo de ser apreciado”. – William James (1842-1910). (Filósofo estadounidense). 

19- “La fuerza no proviene de la capacidad corporal sino de una voluntad férrea”. Indira Ghandi (1917-1984). (Estratega y política).

 20- “El mantenimiento de la paz comienza con la autosatisfacción de cada individuo”. – Dalai Lama. (Maestro espiritual). 

21- “El triunfo no está en vencer siempre, sino en nunca desanimarse”. – Napoleón Bonaparte. (1769-1821). (Militar y gobernante francés).

22- “Persevera en tu empeño y hallarás lo que buscas, prosigue tú fin sin desviarte y alcanzarás tu empeño, combate con energía y vencerás”. – Buda.

23- No hay secretos para el éxito. Este se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso. Colin Powell

24- Se alcanza el éxito convirtiendo cada paso en una meta y cada meta en un paso. C.C. Cortéz 

25
- El éxito consiste en vencer el temor al fracaso. Charles Augustin Sainte-Beuve

50- Las personas no son recordadas por el número de veces que fracasan, sino por el número de veces que tienen éxito. Thomas Alva Edison

21/8/16

Una infancia feliz no garantiza una vida adulta feliz: "La mejor forma de empezar bien en la vida es contar con una constelación de afectos.- Dr. Boris Cyrulnik

Una infancia feliz no garantiza una vida adulta feliz. Ni una infancia desgraciada nos condena a una vida desgraciada.
"La mejor forma de empezar bien en la vida es contar con una constelación de afectos.
Boris Cyrulnik es neurólogo, psiquiatra y psicoanalista. Experto en la resiliencia a partir de su propia biografía, tras haber pasado parte de su infancia en un campo de concentración, donde perdió a su familia.
El resto de su infancia lo pasó con familias de acogida.
Empezó a ir a la escuela a los 11 años y acabó convirtiéndose en uno de los fundadores de la etología humana y uno de los principales teóricos y divulgadores de la resiliencia, que está revolucionando el campo de la psicología contemporánea.
De qué depende una vida feliz? ..
Una infancia desgraciada sólo supone lo que yo llamo "empezar mal en la vida".
Si esta persona se queda sola es bastante probable que tenga una vida desgraciada, pero si, con el paso del tiempo, se ve rodeada de afecto, puede tener una vida feliz.
El afecto ayuda entre un 70 y un 80% a la resiliencia, a superar las dificultades y resituarse en el mundo de una manera más sana y segura.
¿Cuáles son las trampas de una infancia aparentemente feliz que puedan conducir a una persona al fracaso, la inmadurez o la infelicidad en su vida adulta?
Este sería el caso de "empezar bien en la vida", pero tampoco es una garantía de que el resto de tu vida vaya a ir bien. Una criatura puede sentirse muy feliz sintiéndose amada en su infancia y acabar en una especie de cárcel afectiva, especialmente cuando el amor sólo le llega de una persona, y al final se convierte en una dependencia que le ahoga y le impide madurar. Hay que intentar siempre contar con una constelación afectiva, con diferentes personas y estilos afectivos. Esto sí que es un factor de protección. De forma que, por ejemplo, cuando la madre está mal (o se producen conflictos naturales e inevitables con ella), pueda acudir a otra persona. Una infancia feliz pero en la que sólo has contado con una persona para cuidarte y amarte, acaba siendo un factor de riesgo.
¿Cómo puede manifestarse este riesgo?
En una dependencia emocional que, a la larga, causará problemas. Por ejemplo, si un bebé sólo cuenta con su madre, puede ser muy feliz en su infancia, con todas sus necesidades emocionales cubiertas, pero puede ocurrir que los problemas sobrevengan en la adolescencia, cuando tenga que empezar a alejarse de ella para vivir su propia aventura social y sexual. Entonces sólo podrá dejar de depender a través del odio.
Sin embargo, hay muchas madres que se ven en esta situación. ¿Qué pueden hacer?
Buscar un apoyo familiar o de amistades adultas con las que el niño o la niña pueda contar; establecer lazos con la escuela, con el barrio, con el entorno. Por ejemplo, buscando la complicidad de tutores, maestras, etc. Potenciar en la medida de lo posible que el niño o la niña pueda contar con diferentes estilos afectivos, modelos y referentes adultos.
¿Por qué son importantes los diferentes estilos afectivos?
El hecho de que sean diferentes estilos de amar te ayuda a no identificar el amor, la indiferencia o el odio con una forma específica de comportamiento. Te abre la mente y, al mismo tiempo, te permite desarrollar diferentes facetas de tu personalidad.
Se puede decir, entonces, que incluso con una infancia feliz puede que "se haya empezado mal".
Aunque se haya tenido una infancia feliz en el más amplio sentido de la palabra: has vivido en un entorno de amor, sin enfermedades ni problemas graves, en un buen barrio, con una buena cultura. Todo esto no quiere decir que estés protegido para toda la vida si no cuentas con recursos internos y externos.
¿A qué se refiere? ¿Cuáles son esos recursos internos y externos?
Recursos internos como la habilidad para establecer relaciones sociales, verbales, de afecto, etc. Con los recursos externos me refiero a los tutores de resiliencia, como la madre o el padre, el instituto, etc. Todos estos recursos externos funcionan mejor cuando se funciona en equipo; por el contrario, pierden su eficacia cuando se desacreditan unos a otros.
¿En qué consiste la resiliencia?
Por definición, la resiliencia consiste en la habilidad para tener un momento de felicidad incluso cuando tienes una herida en el alma. La magnitud de esa herida es lo de menos: hay personas que se sienten destrozadas por la muerte de un gato y otras que pasan pruebas muy duras con éxito y sin problemas aparentes. En cualquier caso, lo importante es poder atribuirle siempre un significado al trauma o al fracaso o a la situación indeseada, sea la que sea.
¿Siempre tiene un significado? ¿Qué ocurre si no lo tiene?
Que no ha habido resiliencia. Si no encuentras un sentido a lo ocurrido (al dolor) y lo transformas, aún estarás atrapado en la herida. Si no hay sentido no hay resiliencia, hay confusión.
¿Podemos hacerlo solos?
Nadie vive solo y es difícil que alguien pueda curarse solo. Todos dependemos de nuestro entorno. Cuando una persona está herida o se siente infeliz, necesita metamorfosear, transformar su dolor. Por ejemplo, el niño herido que se vuelve altruista, empático y generoso, y esto ocurre a menudo. Comprende el dolor mejor que nadie porque ha pasado por él. O el hijo sin padre que acaba siendo un padre magnífico. O la hija de padre ausente que aprende que ésa es el tipo de pareja que no desea a su lado, y acaba encontrando el compañero con el que compartir la maternidad, etc. Esto es resiliencia.
¿Cuándo no hay resiliencia?
Cuando no se metamorfosea el dolor ni se le encuentra significado y se limita a repetir pautas: el hijo de maltratador que maltrata a su pareja, o la hija que encuentra siempre una pareja que la maltrate. Cuando se dedican a repetir pautas, sin superarlas.
¿Cómo se construye la resiliencia?
En primer lugar, es preciso encontrar a alguien que te transmita seguridad afectiva, ya sea profesional o no. Pero no siempre aparecen en nuestro camino personas amorosas y altruistas que se empeñen en ayudarnos, a pesar de las resistencias y dificultades que puedan haber; por eso es tan importante la labor de los profesionales, que en las escuelas, el barrio, los servicios sociales, etc., haya profesionales preparados para ayudar con amor e implicación personal.
¿Qué más?
Hay que encontrarle un sentido a aquello por lo que has pasado, como te decía antes. Siempre. No me refiero a justificar lo que te ha pasado, sino a darle un sentido para el futuro. Y no se trata de que las cosas, los acontecimientos, tengan sentido en sí mismos, sino que tú se lo des, que les otorgues un significado en tu vida. Ésta es una de las funciones más importantes de los profesionales, entre otras cosas: ayudarte a encontrárselo.
¿Dónde buscarlo, cómo?
Un medio muy eficaz es la escritura. A menudo, las personas heridas escriben espontáneamente; lo ven como una manera de expresar sus emociones, controlarlas, narrar su vida y representarla. Muchas veces, la manera en que narramos nuestra historia nos puede ayudar a curar las heridas, aunque también a crearlas. Por eso es importante utilizar la escritura de una manera que te ayude a resignificar tu dolor.
Por ejemplo.
Una chica me contó que el médico le dijo que tenía un cáncer avanzado y se puso a escribir esa misma noche sin saber por qué. Escribiendo, se dio cuenta de que se sentía despersonalizada, con su vida en las manos del médico que era quien decidía si se operaba o no, el tratamiento a seguir, etc. Escribiendo, tomaba posesión de su personalidad y de su historia y podía metamorfosear el dolor para hacer algo con él.
De hecho, muchos libros se han escrito a partir de un trauma personal.
Sí, algunos de ellos se han convertido en clásicos o están en la sección de bestsellers de ficción o autoayuda. Y muchos otros que no llegan a las estanterías. En Ruanda, vi a un hombre que le dictaba a otro su historia y sus sentimientos, para que se lo escribiera, porque él no sabía escribir. Le pregunté qué hacía y me dijo que estaba guardando su historia para sus hijos, para que no se pierda. Y es que a veces la historia oficial te roba tu propia historia, y eso hace que sea más difícil dotar de significado a tu experiencia y tu sufrimiento.
Habla mucho del afecto como factor de resiliencia. ¿El amor nos cura? ¿Cómo cura el amor?
El amor como "estar", el amor que te acompaña. El amor construye unos lazos que nos fortalecen, te hace sentirte en terreno seguro. Si hay una persona a tu lado que es una base de seguridad, es un tutor de resiliencia.
Y sin embargo, es bastante habitual. La pareja no siempre es una fuente de estabilidad y apoyo.
Hay diferentes tipos de pareja, pero podemos resumirlas en tres: la pareja en la que ambos se refuerzan mutuamente; aquélla en la que uno daña al otro, y la que ambos miembros se hacen daño mutuamente. Cuando, en una pareja, las dos personas se refuerzan mutuamente, obviamente dura más, tienen mejor calidad de vida, como pareja y por separado, disfrutan de mejor salud y estado emocional, mejor humor y un sistema inmunológico que les protege de enfermedades. Es la única forma de pareja que merece reafirmarse. Las otras, hay que intentar transformarlas de alguna manera, metamorfosear las viejas actitudes y buscar un significado que establezca las bases de una relación más sana en el futuro. Si no es posible, vale más abandonar la relación.
¿Cómo hacerlo?
Es difícil, sí. Para salir se necesita a otra persona, no necesariamente otra pareja, que te dé seguridad.
Pero cuidado, porque si no has sanado tus heridas, si no les has encontrado significado, podrías dedicarte a repetir pautas el resto de tu vida.
Características de las personas resilientes.
Tienen una habilidad para resolver problemas.
Afrontan la realidad con recursos variados.
Poseen buena aptitud para manejar relaciones interpersonales.
Su voluntad y capacidad de planificación es grande.
Sentido del humor amplio y positivo.
Tienen, en general, más autoestima e independencia y menos tendencia a la desesperanza que el resto de los niños.
"La mejor forma de empezar bien en la vida es contar con una constelación de afectos.

Boris Cyrulnik...La Relisiliencia es el arte de modificar el dolor para dotarle de sentido - la Historia de un superviviente del Holocausto que logró la sanación.

Entrevista a un ser extraordinario: BORIS CYRULNIK: La historia de un superviviente del holocausto que logro la sanacion...
Boris Cyrulnik es un hombre de físico imponente, sonrisa amplia y fascinante conversación.
Le gusta el rugby, sigue la actualidad política, lee con la misma pasión con que escribe y acaba de publicar en España el libro Los patitos feos.
Nadie diría que detrás de la pausada voz y la mirada cordial de este psiquiatra francés de 65 años (ahora tiene 79 años), se esconde un superviviente.
Su vida es la historia de una redención: nació en Burdeos en el seno de una familia judía emigrada de Ucrania, y con sólo cinco años contempló cómo sus padres eran deportados y asesinados en un campo de concentración. "No es fácil para un niño saber que le han condenado a muerte", recuerda ahora sin aparente amargura.
Él logró escapar y comenzar una vida nómada que le arrastró por orfelinatos y centros de acogida. Era el típico caso perdido, un patito feo condenado a llegar a la edad adulta convertido en un maltratador, un delincuente o un tarado.
Pero no fue así. Cyrulnik conoció a unos vecinos que le descubrieron el lado afable de la vida, le trataron como a una persona y le animaron a estudiar psiquiatría. Hoy es feliz, adora a la familia que ha formado y se ha convertido en uno de los analistas del comportamiento humano más importantes del mundo. Él mismo encarna un ejemplo perfecto del tipo de lucha que defiende en su libro, bajo el término de resiliencia. 
El Diccionario de la Real Academia Española define este término de origen latino como "la resistencia de un cuerpo a la rotura por golpe", pero para Cyrulnik significa mucho más: "la capacidad del ser humano para reponerse de un trauma y, sin quedar marcado de por vida, ser feliz".
-Su libro lanza, en primer lugar y sobre todas las cosas, un mensaje de esperanza: un niño herido puede recuperarse y evitar ser un marginado.
-Es un mensaje de esperanza porque en psicología nos habían enseñado que las personas quedaban formadas a partir de los cinco años.
Los niños mayores de esa edad que tenían problemas eran abandonados a su suerte, se les desahuciaba y, efectivamente, estaban perdidos. Ahora las cosas han cambiado: sabemos que un niño maltratado puede sobrevivir sin traumas si no se le culpabiliza y se le presta apoyo.
-Se ha levantado una cadena perpetua...
-Exacto. Y se lo debemos a la resiliencia, a la resistencia a la adversidad. A la capacidad que tenemos los humanos para resistir a las adversidades, un mecanismo de autoprotección creado en primer lugar por los lazos afectivos y, posteriormente, por la posibilidad de expresar las emociones. No debemos confundirlo con la resistencia.
 Resistencia es cuando recibes un golpe y te enfrentas a él, mientras que la resiliencia es volver a recuperar el desarrollo que teníamos antes del golpe. 
Podemos sufrir un trauma, pero lo importante es que tenemos que ser capaces de reconstruir nuestra vida con este trauma.
-Se puede leer en su libro que para que una persona tenga un trauma tiene que ser golpeada en dos ocasiones.
-Sí, pero no lo he dicho yo, lo dice Anna Freud. El primer golpe es algo real, físico: nos han humillado, tenemos hambre, nos han herido, tenemos frío... Pero eso no es el trauma, eso es una forma de sufrimiento. Para que haya trauma es necesario que haya un segundo golpe en la representación de lo real. Imagínese que un niño ha tenido un problema, que ha recibido un golpe, y cuando le cuenta el problema a sus padres, a éstos se les escapa un gesto de disgusto, un reproche. En ese momento han transformado su sufrimiento en un trauma.
-Lo que antes era esperanzador ahora se vuelve preocupante. Los niños son seres muy complejos, y atenderles y educarles como se merecen parece difícil...
-Antes he citado a Anna Freud y ahora voy a citar a su padre, Sigmund Freud.
Él dijo una vez que, hagamos lo que hagamos con nuestros hijos, siempre fracasaremos. Pero no debemos olvidar que si no hacemos nada es peor, así que criamos a nuestros hijos como lo que somos en el fondo de nosotros mismos y no con recetas.
Y si realmente queremos que se críen de la mejor manera posible tenemos que comenzar por trabajar sobre nosotros (la pareja), y sobre nuestra cultura y nuestra sociedad.
En muchos países del llamado Tercer Mundo se piensa que los niños con problemas son monstruos, y lo cierto es que como no se les dedica ningún esfuerzo acaban volviéndose monstruos.
Lo sorprendente es que cuando uno cree en la resiliencia y pone sobre estos niños a unos tutores afectivos, muchos recuperan un cierto tipo de desarrollo.
Como han sido heridos no alcanzan su desarrollo natural, pero sí pueden sanar, dejar de estar sometidos, llevar una vida normal.
-¿Hay una edad límite para la creación de estos mecanismos de resiliencia en el niño? ¿Y hasta qué edad resulta efectiva?
-La resiliencia depende del desarrollo afectivo del niño, y éste a su vez del cariño que recibe. La primera etapa de formación tiene lugar antes de los tres años, cuando aún no domina la palabra, y la segunda cuando alcanza la capacidad de racionalizar y de crear una representación del mundo que le rodea. 
En cuanto a su efectividad, es más fácil que la resiliencia funcione mejor cuanto más pequeño es el niño, pero es posible que sea aplicable durante toda la vida. 
En Marsella tenemos un grupo que está trabajando con ancianos y con enfermos de Alzheimer, y podemos comprobar que se producen grandes avances incluso con aquéllos que han perdido el lenguaje.
-Usted le da mucha importancia a lo que llama "el triángulo familiar". Hijo, madre y padre como estructura ideal para el desarrollo resiliente del niño.
-Efectivamente. El psicoanálisis ha triunfado por poner algo de luz en la relación entre madre e hijo. Las madres son muy importantes, pero no están solas. 
Ahora sabemos que los padres también desempeñan un papel fundamental en el desarrollo del niño.
-¿Y qué pasa cuando falla una de esas partes?
-Entonces el niño se formará en un mundo únicamente femenino, y tendrá un desarrollo muy distinto al que hubiera tenido en un mundo únicamente masculino.
O viceversa. Hemos estudiado grupos de niños criados por padres solos, por madres solas, por parejas asociadas y diferenciadas -padre y madre con distintos cometidos- y por parejas asociadas pero no diferenciadas -padre y madre con similares cometidos-.
Siguiendo a estos niños durante años, incluso décadas, hemos llegado a la conclusión de que los niños que mejor se desarrollan social e intelectualmente y tienen unas mejores maneras de relacionarse con los demás son los que han sido criados por padres y madres asociados y diferenciados.
Y los que peor se desarrollan son los criados por madres aisladas o padres aislados.
Estos últimos tienen retrasos en el lenguaje, temen a la otra parte, padecen fobias sociales... Ahora sabemos que la función materna es dar seguridad a un niño, y la función paterna dinamizarlo.
Pero esto es algo esquemático: si es necesario, un padre podría dar seguridad y una madre dinamizar.
Javier Pérez de Albéniz
Esta entrevista fue publicada en mayo de 2002, en el número 252 de MUY Interesante
La Resiliencia es el arte de navegar en los torrentes, dice Boris Cyrulnik en su libro..."Los patitos feos" (Gedisa).
La resiliencia es el arte de metamorfosear el dolor para dotarle de sentido; es la capacidad de ser feliz incluso cuando tienes heridas en el alma.

9/8/16

Usando, conociendo y buceando en el cerebro... las distorsiones cognitivas limitan nuestra visión del mundo y el disfrute de la vida - Aaron Beck y Albert Ellis

Las distorsiones cognitivas son aquellas maneras erróneas que tenemos de procesar la información, es decir, malinterpretaciones de lo que ocurre a nuestro alrededor, generando múltiples consecuencias negativas. Las personas que padecen depresión tienen una visión de la realidad en la que las distorsiones cognitivas juegan un papel principal.

En mayor o menor medida, todos podemos presentar alguna vez, algún tipo de distorsión cognitiva.

Saber detectarlas y analizarlas, nos ayudará a tener una mente más clara, desarrollando actitudes más realistas y sobre todo, positivas. Listado de distorsiones cognitivas

1. Pensamiento todo-o-nada - Interpretar los eventos y personas en términos absolutos, evidenciado en el uso de términos como "siempre", "nunca", "todos", cuando su uso no está justificado por los acontecimientos propiamente. (Véase Falso dilema)

2. Sobregeneralización - Tomar casos aislados y generalizar su validez para todo. (Véase Generalización apresurada)

3. Filtro mental (también llamado Abstracción selectiva) - Enfocarse exclusivamente en ciertos aspectos, usualmente negativos y perturbantes, de un evento o persona con exclusión de otras características.

4. Descalificar lo positivo - Continuamente echar abajo experiences positivas, por razones arbitrarias.

5. Saltar a conclusiones - Asumir algo negativo cuando no hay apoyo empírico para ello (Véase Relación espuria). Dos subtipos han sido identificados:

Lectura de pensamiento - Presuponer las intenciones de otros.

Adivinación - Predecir o "profetizar" el resultado de eventos antes de que sucedan.

6. Magnificación y Minimización - Subestimar y sobreestimar la manera de ser de eventos o personas. Un subtipo identificado es la 'catastrofización':

Catastrofización - Imaginarse y rumiarr acerca del peor resultado posible, sin importar lo improbable de su ocurrencia, o pensar que la situación es insoportable o imposible, cuando en realidad es incómoda (o muy incómoda) o inconveniente (esta se relaciona con la PTF o 'poca tolerancia a la frustración, cuya importancia psicopatológica ha sido ampliamente investigada por Ellis).

7. Razonamiento emocional - Formular argumentos basados en cómo se "siente" en lugar de la realidad objetiva (Véase también Argumentum ad consequentiam)

8. Debeísmo - Concentrarse en lo que uno piensa que "debería" ser en lugar ver las cosas somo son, y tener reglas rígidas que se piensa que deberían aplicarse sin importar el contexto situacional (VéasePensamiento deseado).

9. Etiquetado - Relacionada con la sobregeneralización, consiste en asignar un nombre a algo en vez de describir la conducta observada objetivamente. La etiqueta asignada por lo común es en términos absolutos, inalterables o bien con fuertes connotaciones prejuiciosas.

10. Personalización - También conocida como falsa atribución, consiste en asumir que uno mismo u otros han causado cosas directamente, cuando muy posiblemente no haya sido el caso en realidad. Cuando se aplica a uno mismo puede producir ansiedad y culpa, y aplicado a otros produce enojo exacerbado y ansiedad de persecución.

Ejemplos de distorsiones cognitivas:

Las siguientes son formas de distorsiones cognitivas o creencias irracionales tal como han sido estudiadas por Ellis y Beck (terapias cognitivo-conductuales o TCC), y posteriormente por los teóricos de laprogramación neurolingüística (PNL).

§ Nadie me quiere (generalización excesiva)

§ Me va mal con las mujeres (generalización)

§ Soy tonto (etiquetado)
§ Sé que se están riendo de mí (leer el pensamiento, personalización)
§ Yo no le gusto a ella (leer el pensamiento)
§ Pinchis argentinos engreidos (generalización xenófoba)
§ Me va a ir mal en este examen (adivinar el futuro)
§ Soy un imbécil inservible (catastrofismo, generalización excesiva)
§ Tengo este problema y no he podido resolverlo a pesar de intentarlo varias veces, así que no tiene solución(saltar a conclusiones, pensamiento "todo o nada")
§ Nada me resultará bien en la vida (tremendismo, generalización excesiva, adivinar el futuro)
§ A alguien no le gusta mi trabajo, por tanto, seguramente a la mayoría de mis compañeros no les gusta mi trabajo (pensamiento "todo o nada", leer el pensamiento)
§ Siento que no puedo con esto, por tanto, no puedo (razonamiento emocional, razonamiento circular)
§ Ella "me hace" enojar (TCC: Falsa atribución / PNL: mala formación semántica de causa-efecto: darle a otros el poder sobre las emociones de uno)
§ Ellos me bajan la autoestima (TCC: Falsa atribución / PNL: mala formación semántica de causa-efecto: darle a otros el poder sobre la autoestima de uno)
§ "No puedo..." (TCC: saltar a conclusiones / PNL: operador modal de posibilidad)
§ Esto siempre ha sido así, por tanto, siempre será así (TCC: adivinar el futuro, indefensión / PNL: cerrar el mundo)
§ No puedo salir con chicas bellas (TCC: saltar a conclusiones / PNL: autolimitación del mundo, operador modal de posibilidad -"Voy a asumir que no puedo salir con chicas bellas")
Naturalmente, todos estos ejemplos son simplificaciones que no se pueden extrapolar al juicio sobre el pensamiento de un individuo sin conocer su situación real y su personalidad. De otro modo estaríamos ante la paradoja de que la categorizacion de las distorsiones cognitivas es a su vez una distorsión cognitiva.