5/4/11

Buena salud es no sentir cansancio, tener buen apetito, dormirse y despertarse con facilidad, tener buena memoria, buen humor, ... - LOUISE L. HAY


¿TENEMOS EN REALIDAD BUENA SALUD?:
Buena salud es no sentir cansancio, tener buen apetito, dormirse y despertarse con facilidad, tener buena memoria, sentirse de buen humor, pensar y actuar con precisión, sin torpeza. Ser honrado, humilde, agradecido y cariñoso. ¿cómo estamos entonces de salud?.
Yo no sano a nadie, mi trabajo consiste en ayudar a las personas a comprender como sus pautas mentales crean constantemente sus experiencias de la vida, todas sus experiencias, las buenas y las llamadas malas, y en ayudarles a comprender tamibién como esas mismas pautas mentales contribuyen al bienestar o al malestar de sus cuerpos.
No deseamos estar enfermos, y sin embargo necesitamos todas las enfermedades que tenemos.
La enfermedad es una manera que tiene el cuerpo de decirnos que tenemos una idea falsa en la conciencia.
El cuerpo nos dice que vamos por mal camino y que necesitamos cambiar nuestra manera de pensar.
Toda enfermedad es una enseñanza que podemos aprender, por favor no te limites a quejarte,
a decir: quiero liberarme de este trastorno, eso no va a obrar la curación que deseas y tampoco así vas a conseguir la enseñanza que necesitas aprender.
Este no es un momento para condenarnos o para crearnos más culpa. Solo vamos a ver:
Que necesidades hay que dejar marchar, es un momento para la curación, para hacer que nuestra vida y nuestro cuerpo alcance la integridad.
Se que en tu interior tienes todo lo que necesitas para realizarlo.
Cuando empezamos a comprender este proceso, somos capaces de asumir el control de los cambios que deseamos efectuar en nuestra vida, es un proceso emocionante que se convierte en una de las aventuras más importantes de nuestra vida.
Yo creo que en el interior de cada uno de nosotros, hay un centro de sabiduría y que cuando estamos dispuestos a realizar cambios positivos, atraemos todo lo necesario para ayudarnos.
El solo hecho que me hayas descubierto a mí y a esta cinta, significa que ya estás en el proceso de sanarte a tí mismo, algo ya ha cambiado en tu interior y ya ha empezado el proceso curativo, inclusive puedes decirte a tí mismo: "Ya he comenzado el proceso de mi curación".
Igual que todo lo demás en la vida, nuestro cuerpo es un reflejo de nuestros pensamientos y creencias interiores. El cuerpo siempre nos está hablando, lo único que nos hace falta es darnos el tiempo para escucharlo. Cada célula reacciona ante cada pensamiento que tenemos y ante cada palabra que decimos. La manera continuada de pensar y de hablar produce comportamientos y posturas corporales, nos produce bienestares o malestares.
El rostro ceñido que tiene permanentemente una persona no es el producto de pensamientos alegres y amorosos. La cara y el cuerpo de las personas mayores muestran con mucha claridad cual ha sido el diálogo interior durante toda su vida: ¿Que aspecto tendrás tú cuando seas mayor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: