23/3/14

El uso abusivo y adictivo de la tecnología móvil está destruyendo las relaciones humanas - Dra.Sherry Turkle


EL MAL USO DE CELULARES NOS CAMBIA LA MENTE Y EL CORAZON: La Prof. Sherry Turkle, es docente de Estudios Sociales de Ciencia y Tecnología en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachussetts) y nos alerta que "vivir permanentemente conectados nos puede crear serios trastornos en nuestra psiquis y en nuestra personalidad".
En esta conferencia en TED nos alerta que hay millones de personas en la actualidad cuya vida gira en torno a los smartphone, lo que les permite hablar, vivir conectados y compartir con "sus amigos virtuales" cada etapa (o minuto) de sus vidas, llegando incluso hasta la exageración de colocar o comentarios de los que comen, lo que piensan, lo que sueñan o lo que desean, aunque se trate de algo trivial.
El problema está en que se transforma en un obstáculo para la interacción personal en el mundo real. Esta reflexión que nos hace Sherry Turkle, como también la han lanzado otros como Susan Greenfield o Nicholas Carr, puede no resultar nueva para nosotros, y es probable que la hayamos escuchado de alguna persona muy allegada a nosotros, (cónyugues, padres, abuelos o tíos), quienes nos han alertado de que cuando nos conectamos "on line", nos desconectábamos del mundo familiar circundante y le restábamos tiempo a la vida familiar.
Pero como suele ocurrir, muchas veces los mensajes tienen que venir alguien desde afuera para que realmente registremos que algo que estamos haciendo no está bien. En realidad esto es una lucha de la cual está resultando cada vez más difícil salir.
La conversación del mundo real queda postergada con la conectividad, y la tecnología suele darnos esa ilusión de compañía y sin exigencias de amistad. Los tuits, por ejemplo, no representan una conversación porque simplemente no ayudan a conocernos entre nosotros. No permiten que unos aprendan de otros. 
De ahí que Turkle señala que los teléfonos inteligentes cambian la mente y los corazones de quienes hacen uso abusivo de ellos, por tres razones:
  • Podemos poner la atención donde queramos colocarla
  • Siempre seremos escuchados
  • Nunca estaremos "solos"
La tecnología opera como un complemento para combatir la soledad. Estar solos es como tener un problema que resolver. Por eso tomamos el teléfono cuando hacemos cola para pagar algo o cuando el semáforo está en luz roja, y si bien esto puede ser válido en ciertas zonas de embotellamientos insufribles, no sería deseable cuando estamos en un restaurant o en un café con un amigo, y dejamos de mirarnos a los ojos, y conversar frente a frente. El comportamiento de las personas cambia cuando la tecnología móvil está de por medio... y la frase de moda parecería ser: “Comparto, luego existo”. Muchos usan la tecnología para definirse o ser escuchados. Turkle señala que muchas personas no se hallan si no tienen conexión online de por medio.
¿Soluciones?
1) Hay que recuperar la vida social fuera de la computadora.
En esta conferencia la psicóloga estadounidense plantea recuperar la conversación cara a cara y sobre todo recuperar espacios sagrados en la casa como la cocina o el comedor.
Por otra parte la Dra.Susan Greenfield quién es la principal especialista inglesa en el estudio del cerebro y Prof. de Farmacología en la Universidad de Oxford, nos alerta que el uso abusivo de los  celulares nos están alejando de placeres más elementales como mirar el cielo y caminar o hablar con otra gente.  No hay nada más triste que entrar en un restaurante y ver a la gente hablándole a un aparatito en lugar de hablar entre sí.
Fomentar eso desde la niñez es aberrante. También me entristece el dominio de los mensajes de texto. Nos estamos manejando con iconos en vez de con ideas, y eso es muy peligroso, porque es un símbolo de la superficialidad, de hacia dónde van las relaciones entre personas... si es que en el futuro siguen existiendo estas relaciones. Porque las alarmas ya están sonando desde que ya existen niños que van a clases de comunicación porque no están acostumbrados al diálogo interpersonal: sólo saben manejarse con una pantalla delante.
Hablar cara a cara con alguien con feromonas, sin saber qué decir por anticipado, teniendo que improvisar rápido y teniendo que "leer" el lenguaje del cuerpo del otro está camino a convertirse en una destreza del pasado que deberá ser enseñada especialmente, en vez de asumir que saldrá automáticamente.
2) Es importante hablar de estas tendencias de un modo balanceado. Hay mucha gente que hace conexiones y tiene conversaciones interesantes a través de estas redes. Pero hay, al mismo tiempo, un aspecto de estar en soledad aunque estamos socializando, ya que todo se hace a través de la tecnología, con la pantalla del computador en vez de en persona. Creo que si seguimos así vamos a tener una personalidad menos rica, porque siempre nos vamos a estar presentando como imágenes e identidades mediatizadas.
-¿Cómo alguien puede dejar de usar estas tecnologías sin cerrarse al mundo?
-Las expectativas de que estés siempre conectado están en todos los aspectos de la vida. El jefe y los colegas siempre te tienen que ubicar, y en las vidas sociales siempre hay updates de Facebook y mensajes de texto.
Es muy difícil ahora alejarse. Habiendo dicho eso, creo que si una persona busca maneras más contemplativas de pensar, en vez de hacerlo todo como un zapping, hay que hacer los sacrificios necesarios.
 

1) Cuando desconectarse es una lucha - Nicholas Carr
http://drgeorgeyr.blogspot.com/2011/02/adiccion-internet-cuando-desconectarse.HTML

2) Los celulares nos están alejando de placeres como mirar el cielo y caminar o hablar con otra gente - Dra. Susan Greenfield
http://drgeorgeyr.blogspot.com/2009/05/el-efecto-web-en-la-relaciones.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: