7/2/09

Como quitarse el apetito - Dr. Jorge de Paula


¿Como me quito el apetito?

Pregunta de Mely's: Julio/2008: ¿Como me quito el apetito? me da mucha hambre, y me siento muy mal con la imagen que me devuelve el espejo, ¿que debo hacer?

Respuesta Dr.George: Estimada Mely's: Es necesario conocer los mecanismos que regulan el apetito y la saciedad. El control del apetito tiene relación también con costumbres, con rituales sociales y con diversos estímulos. Hay algunos conceptos muy valiosos para comenzar a tener el control de lo que comemos y cuánto comemos. En primer lugar es muy importante no saltearse colaciones, es decir, respetar el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena. El desayuno no solamente no es bueno saltearlo, sino que tiene que ser un 30% del total calórico diario. Por lo tanto no es cuestión de tomar un desayuno livianito, porque si así lo hace, es seguro que a media mañana estará picoteando alguna cosa que en general son harinas o dulces. Desayune leche con cafe o te o chocolate sin agregarle azucar + 2 tostadas de pan integral + mermelada o dulce (le dará el dulzor al cafe con leche con esto) Agregue a su desayuno un buen vaso de agua y un vaso de jugo de naranja o ensalada de frutas. El desayuno es el mejor momento para ingerir algo dulce si le apetece porque es el momento en el cual el metabolismo está preparado para recibirlo porque tiene toda una jornada por delante para utilizarlo, a diferencia de los dulces que se ingieren en la merienda o en la noche que son los momentos más nocivos para ingerirlos. (ahí van a síntesis de triglicéridos y a depósitos grasos). Al no comer cosas dulces en exceso ni harinas simples, Ud. verá que tendrá saciedad por varias horas. Eso es muy importante, porque Ud. comprobará como el hambre y la saciedad tienen mucha relación con la calidad de los alimentos que ingerimos. Cuando Ud. conozca la importancia del índice glucémico de los principales alimentos verá que tendrá una llave para controlar "el hambre".
Un índice glucémico de 100 es el que nos daría ingerir un vaso de glucosa, esto es una mala señal para el organismo, debe saber entonces que cuánto más bajo el índice glucémico, mejor. Un alimento con índice glucémico mayor de 85 ó 90, generará un pico de hiperglucemia que el organismo lo identificará como nocivo para la salud, por lo que se disparará rápidamente el mensaje al páncreas para sintetizar una determinada cantidad de insulina, que permita bajar ese pico de hiperglucemia (que puede ser de 1.80 o 2.0 o 2.20). LO que sucede con esta hiperglucemia transitoria, es que antes que llegue la insulina, el propio organismo comienza a derivar parte de estos hidratos de carbono a la síntesis de grasas, con ello consigue ir disminuyendo esa hiperglucemia transitoria, considerada nociva. De tal forma que cuando comienza a llegar la insulina se completará la normalización de la glucemia. El problema se produce cuando pasadas la hora y media, la glucemia se normaliza pero queda sobrante de insulina, que comienza a producir una hipoglucemia transitoria. El mecanismo fisiológico que se dispara cuando hay hipoglucemia, es "el apetito" para ingerir alimentos y normalizar la glucemia. Esto explica con claridad porqué cuando comemos determinados alimentos a los 90 minutos estamos nuevamente con hambre.. es porque estamos ingiriendo alimentos con índice glucémico elevado (mayor de 80). Por eso es muy importante conocer el índice glucémico de cada alimento. Cuanto más alto el índice glucémico (más cercano a 100), es peor para el organismo. Es peor para el control del apetito, porque no nos produce saciedad. Cuánto más bajo el índice glucémico, mayor poder de saciedad nos dará ese alimento, y podremos permanecer más cantidad de horas sin comer. Otro concepto importante es "no pasar hambre", porque cuando uno se saltea una comida, se disparan mecanismos de alarma en el organismo, de tal manera que cuando viene el alimento, el organismo lo derivará para reserva y no para el metabolismo, por las dudas que vuelva a faltar el alimento otra vez. También es importante en el correr del día, ir disminuyendo progresivamente la cantidad de las ingestas, de manera que es cierto el proverbio que dice que hay que desayunar como un rey, almorzar como un príncipe, merendar como un mendigo y cenar muy livianito. Recordar también que una cosa es el apetito y otra cosa son "las ganas de comer". Sucede que cuando terminamos el primer plato, "hambre ya no nos queda" lo que puede quedar es "ganas de seguir comiendo" y "lugar en el estómago". Recuerde además que quién come y queda pipón, enfermará antes que quién come y queda con lugar en el estómago. Recuerde que los grandes enemigos son de la dieta occidental, conocida como los 3 males blancos son: - mucha azucar refinada - mucha harina - mucha sal De estos 3 males blancos, los dos primeros condicionan el sobrepeso y la obesidad, y el tercero, la hipertensión arterial. Complete todos estos cambios con la realización de actividad física y verá los cambios que se producirán, al calmarle la ansiedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: