26/3/11

Diferencias sexuales, tipos de personalidad y su influencia en el AMOR, la PAREJA, la PASIÓN y el DIVORCIO - Dra. Helen Fischer


CUATRO MODELOS DE SER Y DE AMAR:
La antropóloga Helen Fisher define las cuatro personalidades básicas (exploradora, constructora, directora y negociadora), y defiende que en lo referente a las relaciones amorosas unas encajan mejor entre sí que otras.
Los cuatro modelos de ser y de amar, por Helen Fisher:
- 1) TIPO EXPLORADOR (dependiente del neuropéptido DOPAMINA). Son seres impulsivos, curiosos, autónomos, flexibles, irreverentes y siempre en busca de novedades. Son personas energéticas pero al mismo tiempo algo caóticas, maníacas y poco reflexivas de sí mismo.
La frase que en el test más les diferenciaba respecto otras personalidades es “Actúo de improvisto dependiendo del momento”.
Y la palabra que más utilizaban para describir lo que buscaban en una relación es: “Aventura”

- 2) TIPO CONSTRUCTOR: (dependiente de SEROTONINA): corresponde a aquel serconvencional, precavido, que acata las normas, ordenado, calmado, respetuoso, disciplinado, social y con preferencia por amistades leales antes que interesantes.
Tienen una mente cerrada, empecinados, tercos y controladores.
Su frase es: “mi familia y amigos dirían que tengo valores tradicionales”. Y su palabra: “Familia”.
Según sus investigaciones (con miles de entrevistas realizadas a usuarios de un portal de contactos), estos dos modelos "buscan a alguien igual que ellos".
No ocurre lo mismo con los dos siguientes, que posan su mirada en su opuesto.

- 3) TIPO DIRECTOR (dependiente de TESTOSTERONA): es analítico, competitivo, independiente, estratega, amante del debate y capaz –si es necesario- de solucionar problemas sin dejarse llevar por las emociones. Son autodisciplinados, poco empáticos y a los que les cuesta entender las necesidades de los demás.
Su frase de preferencia es: “soy más analítico y lógico que la mayoría de gente”.
Lo que más valoran en su potencial pareja es LA INTELIGENCIA.

- 4) TIPO NEGOCIADOR (dependiente de ESTROGENO): es un ser expresivo, flexible, idealista, imaginativo, empático, introspectivo, sensible, abierto de mente, y deseoso de profundizar en las necesidades y sentimientos más profundos de sus amistades. Son seres preocupados por saber como son ellos y como son los demás, pero también son indecisos e hipersensibles.
Su palabra más frecuente es: PASIÓN.
El ejemplo de una pareja director y negociador lo encuentra la antropóloga en Hillary y Bill Clinton, respectivamente. "En la boda de su hija no lloró ella, lo hizo él"..
Según Helen Fisher somos una mezcla de 4 tipos de personalidades básicas en las que siempre se suele indentificar una predominante, y al menos otra secundaria.

Para Fisher la “personalidad” tiene dos componentes:
CARACTER: como algo que las experiencias vividas van perfilando.
TEMPERAMENTO: sería una característica más innatas. Y según ella, en algo tan visceral como la selección de pareja el peso de la biología resulta bastante más elevado. De hecho, incluso asocia los 4 tipos de personalidades a niveles más altos de ciertas hormonas.
Fisher pasó un test a los casi 40.000 sujetos, y en la extensa muestra que analizó Helen Fisher (edad media 37 años), el 26% resultaron ser exploradores, el 28,6% constructores, el 16,3% directores, y el 29,1% negociadores.
Una vez establecidas estas categorías, Helen Fisher hizo un nuevo estudio con 28.128 miembros heterosexuales de Chemistry.com para ver quienes se elegían entre ellos.
No hubo grandes sorpresas; los exploradores se sentían atraídos por otros exploradores, y los constructores por otros constructores. Sin embargo, los directores preferían negociadores y los negociadores se inclinaban por directores. Estas dos personalidades, tanto si se trataba de hombres o mujeres, parecían buscar individuos que les complementaran.
Una primera conclusión es que la frase “polos opuestos se atraen”, es cierta dependiendo de la personalidad de cada polo

De nuevo, pocas sorpresas en lo obvio: los exploradores-exploradores forman una combinación explosiva, se entienden a la perfección y tienen relaciones muy intensas, pero son quienes tienen más posibilidades de divorcio. En cambio, entre las parejas que llevan varias décadas casadas existe una mayoría de constructores-constructores.
Algunas de las otras conclusiones que Helen Fisher ofrece en su libro son:
Las mujeres negociadoras suelen sentir alergia por los exploradores.
Los exploradores y directores no se atraen, pero cuando se unen pueden llegar a altos grados de compatibilidad
Si el constructor y el director solucionan los inevitables conflictos que aparecerán durante su relación, pueden llegar a entenderse y complementarse muy bien.
La combinación que menos se da es constructor-explorador.
Los negociadores se entregan, viven con intensidad la pasión y el drama, pero pueden desilusionarse fácilmente ante los problemas de pareja.
Dos directores sentirán una atracción intelectual inmediata, y posiblemente su entendimiento sexual será muy satisfactorio. Pero quizás les costará establecer lazos emotivos fuertes y compartir plenamente sus vidas. Si escogen un negociador, la unión de la mente del primero con el corazón del segundo puede ser una combinación fenomenal.
EL amor romántico tiene unos efectos en el cerebro similares a los de la adicción a la cocaína y que un engaño amoroso produce "no sólo dolor mental sino también físico", es lógico que los expertos consideren un requisito la gestión de las emociones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: