30/7/11

Cada día estamos construyendo salud o potenciando la enfermedad - Actividad fisica y dietas bajas en calorías prolongan la vida - Dr. Valentín Fuster




VALENTIN FUSTER CREA LA FUNDACION SHE (Science, Health, Education) o

CIENCIA SALUD Y EDUCACIÓN: La enfermedad cardiovascular es "universal" y va aumentando hasta el punto de no hacer discriminación entre los países desarrollados y los más pobres, por lo que para revertir esta situación debemos atacar el problema en varios frentes: educación alimentaria desde la infancia, inversión en programas de prevención y motivación a la población para que se comprometa con la salud y no con la enfermedad. Cada día de nuestra vida construimos salud o construimos enfermedad y si no tomamos conciencia de este drama el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares se volverá insostenible económicamente en la mayoría de los sistemas sanitarios.

Hemos hablado mucho de enfermedad pero no hablamos de salud, es más el modelo médico actual es profundamente asistencialista y no prevencionista, es asistencialista y enfocado a una terapeutica farmacológica que subestima o infravalora la importancia de la actividad física, de una dieta balanceada, del sueño y de un manejo racional del estrés cotidiano.

Si bien los proyectos y los avances tecnológicos son enormes y fascinantes, no estamos haciendo los mismo en el área de la prevención.

LA ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR ES UNIVERSAL:

Las enfermedades cardiovasculares son la causa de mortalidad número uno en todo el mundo, sea en las sociedades más avanzadas como en los países más pobres en donde también están expuestos porque comen más hidratos de carbono simples, porque las empresas tabacaleras ya están allí para ofrecer su veneno y por el consumo excesivo de la sal en la alimentación.

No obstante, en los países con tratamientos terapéuticos más agresivos la mortalidad ha descendido entre un 60 y el 65 por ciento, alargando la vida media a 2-3 años por década. El problema es que el coste es "increíble e insostenible", señala. Sin embargo, modificar el modelo actual es complicado puesto que esta enfermedad, "producto de una sociedad consumista", debe erradicarse desde la conducta de la población, y para ello es necesaria la colaboración entre instituciones públicas y privadas, además de una mayor implicación por parte de los gobiernos.

Estamos en un mundo en el que no está funcionando la colaboración para conocer qué se puede hacer" contra la enfermedad.

Hemos generado un estilo de vida que nos está enfermando y matando más tempranamente pese a los extraordinarios avances médico, debemos entonces cambiar el sistema.

¿Cómo cambiar el sistema?:

En cuanto a la inversión veamos las diferencias sociales entre países como Estados Unidos o Europa que en conjunto invierten alrededor de los 90 millones de dólares para proporcionar medidas de prevención a los 80 millones de personas que están en riesgo de sufrir un evento cardiovascular, mientras que en el resto del mundo, con 200 millones de personas en riesgo, tiene una inversión que no supera los 10 millones de dólares.


'EL MODELO FUSTER' El avance del conocimiento de la cardiología se encuentra en un momento "estimulante" porque se está expandiendo la investigación clínica y académica con un nuevo Centro de Ciencia y Medicina, en el cual se pretende unir las diferentes áreas que afectan a la especialidad contribuyendo entre todos a la evolución del sistema y a avanzar en erradicar una enfermedad que por el momento es "difusa". En este sentido, hemos organizado un equipo completo de especialistas que se están incorporando desde hace tiempo a su grupo de trabajo y que pretende buscar soluciones "desde el punto de vista académico, de la básica clínica y global". En el área académica el enfoque debe basarse en la ciencia, la salud y el sistema educativo dirigido a la población.

1) CIENCIA (PILAR ACADÉMICO): Como ejemplo práctico, "es importante conocer cómo la arteria se defiende contra la enfermedad para saber cómo en el futuro podemos dar fuerza a estos mecanismos de defensa", y en este punto tenemos hechos científicos comprobados como que "el ejercicio físico aumenta la vitalidad celular" o que "las dietas bajas en calorías prolonga el envejecimiento".

Estos conocimientos deben aplicarse al ámbito de la salud con prácticas en el estilo de vida que eliminen los fallos de los sistemas de defensas.

2) SALUD (PILAR CLINICO): El segundo pilar, el trabajo clínico, debe descubrir las señales de la enfermedad. En este sentido, debemos destacar el trabajo que se está realizando en el campo de la salud mental con problemas como el Alzheimer y la demencia, porque hay personas que "tal vez nunca van a sufrir un infarto pero no van a reconocer a su hermano" por el avance del Alzheimer que tiene también relación con la ingesta excesiva de grasas de origen animal. Estudios recientes han relacionado la reducción y repercusión de la función cerebral en enfermos con hipertensión. En esta área, debemos trabajar con las nuevas técnicas diagnósticas de imagen. En este sentido, se están realizando avances en el campo de la salud mental con tecnologías de imagen donde se observa "el problema que pasa en la microcirculación cerebral por el comienzo de enfermedades degenerativas con los mismos factores de riesgo que dan lugar al infarto de miocardio y el infarto cerebral". "Sabemos que algo pasa en el cerebro", por lo que debemos prolongar la salud no solo del corazón sino también del cerebro.

3) EDUCACIÓN: PILAR EDUCATIVO (INTEGRACION GLOBAL):


Si uno quiere vivir mucho y estar mentalmente sano hay mucho que cambiar", y para que esto ocurra hay también que trabajar desde una perspectiva global, un campo en el cual hay que ayudar descubrir cómo promover la salud cardiovascular en el mundo y cambiar lo que está pasando. La situación es complicada especialmente porque la mente humana es muy compleja, la sociedad cambia a una velocidad extraordinaria pero los humanos cada vez nos movemos menos. Si bien la gente vive más tiempo los factores de riesgo no bajan, es este un desafío que debe integrar inexorablemente el área de la salud mental, porque de que vale que seamos excelentes técnicos, con destreza y conocimiento en el área si por otro lado estamos todos neuróticos, estresados, impacientes, acelerados e insatisfechos.

La coordinación intersectorial debe abarcar todas las áreas que integran un Estado, las administraciones centrales, las grandes empresas de la alimentación, al sistema educativo, los medios de comunicacón y la población en general.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: