1/8/15

LA DIFERENCIA ENTRE VIVIR EN EL AMOR Y VIVIR EN EL TEMOR. Los caminos de la salud o de la enfermedad - Bruce Lipton


Es realmente importante entender la diferencia entre vivir en amor y vivir en temor y lo podemos ver claramente viendo el comportamiento de las células en una placa de petri (experimentación). Al colocar nutrientes delante de las mismas las células se moverán hacia los nutrientes, pero si coloca toxinas delante de las células, estas naturalmente se alejan de las toxinas.
El significado es que cuando estamos en una situación de crecimiento que es lo que realmente representa el amor, estamos abiertos, porque el crecimiento está abierto al mundo (horizontes de abundancia), y asimilamos las cosas, y de ahí vien el crecimiento.
El estado de protección es totalmente lo contrario, signtica que estamos amenazados o que nos sentimos amenazados, que nuestra vida se encuentra amenazada, por lo que nos amurallamos en la protección.. (horizontes de escasez).
De manera que el crecimiento es abierto y la protección es cerrada y la relevancia que esto tiene que que no podemos estar en crecimiento y en protección a la vez. Como no podemos estar en abundancia y en escasez a la vez.
En nuestra historia normal de biología y de la evolución, la protección ha sido parte necesaria para nuestra supervivencia porque cuando nos perseguían nuestros antiguos depredadores deberíamos realmente poder hacer algo para defendernos, ni no no hubiéramos sobrevivido, y es por eso que en nuestra naturaleza tenemos los circuitos creados para defendernos y poder sobrevivir, y esto en términos científicos se conoce como  EJE HIPOTALAMICO-PITUITARIO-ADRENAL o EJE HIPOTALAMO-HIPOFISO-ADRENAL, que los abreviamos HPA o HHA.
Este eje lo que realmente representa es al HIPOTALAMO que es la parte del cerebro que recibe la información que mira al mundo y pregunta... ¿estoy en un lugar seguro, o estoy en un lugar peligroso?.
Si el hipotálamo ve que estamos en algún tipo de amenaza envía una señal a la glándula pituitaria (hipófisis) -que pensábamos en un tiempo que era la glándula maestra -cuya señalización coordina la actividad de 50 billones de células, pues en el caso de estar procesandose una situación de amenaza, la glándula hipófisis o pituitaria libera hormonas que activará en las glándulas suprarrenales, un sistema que se conoce como  de lucha o huída, con la liberación de sustancias correspondientes para esta actividad autoprotectiva).
Así que básicamente un mecanismo de protección es defensivo, así que vale muy bien el eje HPA o HHA que comienza con la activación de una señal en el hipotálamo leída, codificada o inteerpretada como amenaza, el envío de información a la Hipófisis o Pituitaria que coordina los 50 billones de células y la activación de las suprarrenales para preparar una respuesta de protección. Porque si estamos siendo perseguidos por un depredador como sucedía en la antiguedad, vamos a necesitar los brazos, y vamos a necesitar las piernas sea para salir corriendo y escondernos en la cueva, o para defendernos y pelear. Por lo que el sistema al estar bajo amenaza liberará las hormonas del estrés desde las glándulas suprarrenales, quienes asignarán toda la energía del sistema para defensa y autoprotección.
Esto significa que la primera actividad de las suprarrenales es liberar sustancias que generen que los vasos del intestino se contraigan (vasoconstricción mesentérica), porque no es momento de ingerir alimento y no tiene porqué derivarse sangra para allí, sino que es necesario que la sangre que es la que tiene la energía sea derivada hacia los brazos y las piernas (por lo que estas sustancias liberadas por las suprarrenales producirán VASODILATACIÓN de las arterias de los miembros.
Pero en el momento que cerramos los vasos del intestino afectamos el funcionamiento del organo encargado del mantenimiento ... el crecimiento y el necesario control de estabilización del organismo.
Así que cuando estamos en una situación de amenaza, cerramos esta energía que va al intestino (porque la estamos destinando hacia otras partes del cuerpo), pero a la vez estamos cerrando y crecimiento y el mantenimiento del cuerpo.
Y la gente dice: ¿CRECIMIENTO?, si yo ya soy adulto y no necesito crecer. y yo les digo que estamos compuestos por 50 billones de células, y cada día perdemos y sustituísmos cientos de millones de ellas. Los números son demasiado vastos para siquiera poderlos concebir o comprender.
 Procesos de nutrición normal, de envejecimiento normal, de daños o alteraciones en el normal funcionamiento de estos procesos, pueden producirse en cualquier momento, y ahí tiene que estar presente y siempre funcionando bien en todo momento, la inteligencia que tiene nuestro cuerpo humano.
De manera que si perdemos cientos de millones de células por día, necesariamente tenemos que reconstruir y sustituir otras tantas, así que aunque no nos veamos crecer, día a día nos estamos formando para mantenernos.
Así que si cerramos el mantenimiento y el crecimiento del sistema, no tardará mucho tiempo en que el sistema entre en un estado de deterioro. Porque si no estamos generando las condiciones para el normal mantenimiento y la reposición de la células, la consecuencia será el deterioro, la enfermedad, la degeneración.
En segundo lugar debemos recordar que cuando la amenaza está presente, las hormonas de las suprarrenales que liberan la cascada del estrés, apagan el sistema inmune, y esto es con el objetivo de conservar la energía para la defensa o protección, que se generó por una amenaza REAL O IMAGINARIA.
¿CUAL ES EL RESULTADO DE ESTAR EN UN CONTINUO ESTADO DE PROTECCION?
El resultado catastrófico es que cerramos el crecimiento y el mantenimiento del organismo, y apagamos o debilitamos el sistema inmunitario. Si esto se mantiene por un tiempo prolongado (estrés crónico), el organismo se debilitará, y envejecerá más aceleradamente o enfermará más tempranamente.
Y para referirnos nuevamente a la naturaleza y del porqué nos dotó de este mecanismo de protección para sobrevivir, debemos saber que una vez que la alarma ha cesado, el sistema vuelve nuevamente hacia el crecimiento  De manera que por una comprensión de la naturaleza, solamente deberíamos estar usando el sistema  protectivo del estrés, POR CORTOS PERÍODOS DE TIEMPO.. Porque su activación interfiere con procesos normales de conservación y mantenimiento del organismo.
Y si miramos el mundo actual, si miramos la sociedad actual y su régimen de vida, observamos que las 24 horas del día, los 7 días de la semana, las hormonas del estrés están siendo liberadas por el sistema, sea al ver los noticieros, al leer las noticias de la prensa, al escuchar a quienes constantemente viven en una atmósfera de cocnfrontación de lucha de clases, de ideologías que alimentan el odio hacia el que tiene más o hacia el que piensa diferente, o a la descalificación del otro, y hacia la instigación solapada de la violencia, y todo esto genera una carga de estrés y preocupación agregada a las preocupaciones naturales por el hambre en el mundo, por la contaminación del planeta, por la desertización provocada por la tala indiscrimada, por la desaparición de los afluentes del agua, etc. etc. y todo esto conduce a la debilitación de los sistemas protectores del organismo por el mecanismo que detallamos.
La consecuencia es que solo que habría de utilizarse por un corto período de tiempo, se vuelve la norma, la alarma benéfica que es el estrés agudo, se transforma en un fuente de agresión, de debilitación del organismo, de envejecimiento acelerado y de enfermedad más temprana.
Esto es analizado por múltiples autores e investigadores, como Francisco Mora que en sus 12 consejos para enlentecer el envejecimiento, coloca en el número 7: Evitar el Estrés crónico. Porque este estrés crónico, mantenido, es el que estimula el eje HHA o HPA con todas las consecuencias de la cadena de las hormonas del estrés, la afectación de la inmunidad. Y esta activación crónica del eje del estrés con la liberación de la cascada de hormonas corrosivas del organismo, son la que explican el aumento de la carga de enfermedad, de afectaciones, de perdida de la calidad de vida y de la capacidad de disfrute que millones de habitantes de nuestro planeta están padeciendo.
Y el desafío que tenemos es que DEBEMOS RECUPERARNOS, y para poder recuperarnos debemos salir del miedo en que vivimos, salir de los pensamientos de amenaza, de temor, de incertidumbres por el futuro, porque el miedo mata, el miedo paraliza, el miedo enferma al deprimir la inmunidad, al frenar el crecimiento y la reparación del organismo.
Es interesante que en cuánto al nivel de salud, cuando estamos en un estado de salud el nivel de salud es totalmente un reflejo de nuestra vitalidad, y lo que encontramos es muy obvio que cuando la gente está en un estado de amor, expresan una tremenda vitalidad, una contagiosa vitalidad.
Y por lo contrario cuando la gente está en temor y en protección (a la defensiva) su fuerza vital está debilitada.
1) 12 Consejos para enlentecer el envejecimiento
https://www.youtube.com/watch?v=YAMYTNmZTg0

2) Charla a la comunidad sobre Mindfulness y como vencer el estrés y la ansiedad. Ineco
https://www.youtube.com/watch?v=typH0d9zEIQ&list=PL5RDDNwccll9Q1eVR41ySG9QvFNRLYe0-&index=2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: