4/9/09

ESTRÉS LABORAL CRÓNICO Y ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR ACELERADA - Dr.Jorge de Paula

ESTRÉS LABORAL CRÓNICO Y ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR:
Los compromisos de nuestra vida social, incluidos los laborales, deben estar sostenidos en un principio de reciprocidad entre el esfuerzo invertido y la recompensa recibida, recompensa que no debería ser evaluada exclusivamente en términos económicos.
Cuando existen marcados desequilibrios (reales o percibidos) en relación con altos esfuerzos y bajas recompensas, se pueden generar fuertes emociones negativas que condicionan un estrés laboral crónico.
Es importante precisar bien a qué aspectos emocionales nos referimos cuando hablamos de estrés, porque esta palabra que deriva del inglés, puede tener diferentes acepciones.
Por ejemplo una cosa sería un estrés vinculado a la necesidad de terminar un trabajo, o tener que rendir un examen, lo cual puede diferir según el tipo de personalidad, según el grado de compromiso, o según el grado de planificación previa que uno haya cumplido o no. En estas circunstancias "estrés" sería un equivalente a exigencia. De manera que un concepto del término estrés se puede corresponder con el de exigencia. Pero por otra parte hay situaciones en la vida que son atemorizantes, angustiantes, humillantes o deprimentes, que son generadoras también de "estrés", y que si bien al igual que las situaciones de exigencia tienen como determinante común la descarga de los ejes (cortisol y catecolaminas), tendrán otros elementos y otras activaciones que son más específicas por el grado de afectación en otras dimensiones.
Lo que últimamente se está descubriendo es que las situaciones de temores se vinculan más con la producción de arritmias y las situaciones de exigencia se vinculan más a generación de enfermedades cardiovasculares.
Distintas vías de respuesta de nuestro organismo ante situaciones estresante, son vehiculizadas a través de los ejes neurohormonales y podrán determinar la produción excesiva de coRRtisol (hormona corrosiva) y/o catecolaminas (sustancias vasoactivas y cardioactivas), que pueden volverse patógeneas en ciertas situaciones.
Ver claves para una vida saludable en:
El modelo conocido como DER - Modelo "Desequilibrio Esfuerzo-Recompensa- se utiliza para identificar condiciones de desequilibrio la entrega y el retorno, y cuando se aplica al mundo laboral sirve para predecir grados de bienestar o malestar que funcionan como protectores de la salud o generadoras de enfermedad respectivamente.
SOBREPESO -SINDROME METABÓLICO Y SÍNDROME DE KAROSHI:
De manera que por este lado se encuentra un estrecho vínculo o relación entre el estrés, las situaciones demandantes o los conflictos de la vida con la aparición o agravación de patología en las esferas cardiovasculometabólicas, lo cual puede expresarse desde un simple sobrepeso, pasando por la hipertensión arterial, diferentes grados de ansiedad-depresión o el grado extremo conocido como Síndrome de Karoshi en los países asiáticos.
El Karoshi, o muerte por exceso de trabajo constituiría el grado extremo de afectación, y se ha descripto inicialmente en Japón, pero ya se ha instalado en China y en otros países. Literalmente se puede traducir como “Muerte por exceso de trabajo” y en su etiopatogenia se invocan como principal mecanismo de muerte los ataques cardíacos y cerebrales.
A nivel cardíaco se produce por infartos o por arritmias letales, y a nivel encefálico por derrame cerebral. Pero el mecanismo inicial por la vía de la cascada del estrés, el daño endotelial y el desarrollo de un proceso de ateroesclerosis acelerada en los principales vasos de la economía, es ahora muy bien conocido y de vital importancia por su potencial prevención.
ESTRÉS Y ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR:
Hay varios mecanismos que vinculan al estrés con las enfermedades cardiovasculares, los cuales están siendo estudiados con importantes avances, en las últimas decadas, comenzando por el Dr. Michael Marmot, quién ya en la década 90 publicó The whitehall study.
Otro investigador que ha publicado recientemente una revisión muy profunda sobre este tema, es el Dr. Andrew Steptoe (discípulo de Marmot), y cuyo comentario aparece acá:
En nuestra región el Dr. Bernardo Boskis ha sido de los pioneros en el tema, y ha escrito artículos y conferencias muy interesantes:
Estrés y enfermedad cardiovascular
La psiconeuroinmunoendocrinología (PNIE), también ha demostrado como se produce esta relación en el estrés, la carga alostática, los conflictos de la vida y el debilitamiento de los factores protectores de la salud. Ver abordaje multidimensional de los procesos de salud y enfermedad
Modernas investigaciones en el área cardiológica han contribuído también a determinar como el estrés daña el endotelio vascular, y es este daño del endotelio el que comienza y acelera el proceso de ateroesclerosis en la pared de las arterias, ya que un endotelio dañado genera inflamación y un endotelio dañado genera trombosis, o sea que están las condicionantes para este cocktail letal que termina en ataque cardíaco o cerebral.
Ver.El infarto de miocardio se produce por una falla de los mecanismo de defensa o un predominio de los mecanismos de agresión - Dr.Valentín Fuster
También las situaciones de estrés como generadoras o perpetuadoras de hipertensión arterial, contribuyen a la agresión vascular debilitando la pared de los vasos, (por la lesión endotelial), lo que condiciona también un aumento de la prevalencia de hemorragias cerebrales.
CLAVES PARA UNA VIDA SALUDABLE:
EL DAÑO EMOCIONAL HABITUALMENTE NO VIENE DESDE AFUERA, SINO QUE SE GESTA Y DESARROLLA DENTRO DE NOSOTROS MISMOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: