9/2/10

LA AMISTAD, LAS RELACIONES HUMANAS Y LAS REDES SOCIALES NOS HACEN MAS AGRADABLE Y SALUDABLE LA VIDA - Dr. Jorge de Paula

LA AMISTAD, LAS RELACIONES HUMANAS Y LAS REDES SOCIALES SON UN SUSTENTO FUNDAMENTAL PARA GOZAR DE BUENA SALUD:
(Foto I: Fanny Clavijo, Pablo Forlán, Pilar Corazo, Alejandra Forlán y Jorge de Paula)




El Dr.Valentín Fuster señala que los españoles son más longevos en parte porque son personas que se comunican con facilidad.
Hablar, comunicarse, mantener relaciones amistosas es tan importante para la salud, como hacer ejercicio, jugar al tenis o al golf (y es mucho más barato).



Foto II: Pilar Corazo, Pablo Forlan, Pilar Cunha Ferré, Claudia Egaña, Bernardo Calcagno, Fanny Clavijo, Patricia Muñoz Turano, Alejandra Forlán y Jorge de Paula; 


El problema está en que hay etapas de la vida en que no preservamos la amistad como debiéramos.
En general sucede que durante la infancia, la adolescencia y la temprana juventud la valoramos como corresponde, pero cuando las personas se casan y vienen los hijos, y entre estas obligaciones y las laborales, se pospone mucho del tiempo que debería volcarse en el cultivo de la amistad.
A ello se agrega una nueva dificultad y es la facilitación que nos ofrece la computadora o a la internet, que puede ayudar a fortalecer vínculos o por el contrario puede agregar nuevos problemas.
Foto Inferior: Adriana Forlán, Jorge de Paula, Patricia Muñoz Turano, Fabiana Iaccarino, Alejandra Forlán, Claudia Egaña
Cualquier tecnología en exceso, tanto Twitter, Facebook o un simple mail, puede provocar un estado de excitación tal, que cuando nos acostumbramos a eso, tendemos a buscar el éxito en una conectividad permanente, porque ello alimenta nuestro ego y un sentido de valor propio.
Estas redes tienen la fascinación de permitirnos una recompensa en forma inmediata, lo cual se torna en algo irresistible. Tenemos que tener mucho cuidado que estas redes nos faciliten la comunicación pero sin atraparnos en forma excesiva, porque al permitirnos satisfacer de manera constante nuestro deseo humano de compañía e interacción social, nos puede alejar de la interacción real y el contacto humano y grupal.
La Dra. Susan Greenfield ha encendido las alarmas con este tema, y lo podemos leer en este artículo: "El efecto web en las relaciones interpersonales".
http://drgeorgeyr.blogspot.com/2009/05/el-efecto-web-en-la-relaciones.html
Aristóteles sostenía que la amistad era una regalo de la naturaleza humana y hoy sabemos que mantener redes de seguridad ante las adversidades o los golpes de la vida es muy valioso, como afirma la Dra. Pilar Varela, nos hundimos menos cuando tenemos de donde sostenernos.
"A veces los golpes son inmensos, pero está demostrado que incluso en los momentos de alta adversidad el consuelo humano hace que la pena sea más llevadera".

CADA SER HUMANO DEBERÍA SER SU PRIMER PSICÓLOGO:Cada ser humano debe ser su primer psicólogo afirma en una entrevista realizada tiempo atrás.
Resulta sorprendente que siendo tan cierto esto que afirma Pilar Varela, la gente siente en general una particular aversión o rechazo por concurrir no solamente al psicólogo, sino a cualquier especialista cuyo título comience con la palabra "PSI".
- Hacer ejercicio físico en forma regular o practicar un deporte.
- Conocer los factores que inciden en nuestra autoestima: La autovaloración. La competencia y la Afiliación.
- Prestar atención a l
os medicamentos cuando se los ha indicado un médico.
- Cultivar las relaciones humanas. Fortalecer los vínculos familiares y participar en algunas redes sociales, que nos hagan sentir como integrantes de algo más importante que nosotros mismos, son actividades que no puede estar suplantadas por la computadora.
Ya lo afirmaba Martin Seligman: La familia, el trabajo, la religión, los deportes y las redes sociales, han sido por siempre los antidepresivos más eficaces.Cada vez pesa más el individuo y menos las colectividades.La familia es cada vez es más pequeña, se desvanecen las ataduras a la nación, a la comunidad, al grupo religioso. Éstas eran las instituciones tradicionales que nos apoyaban en los momentos difíciles, que a lo largo de la historia han sido las medidas antidepresivas más eficaces, y están debilitándose.
El mismo Martin Seligman aconseja tres niveles de acciones para lograr una vida plena:
1) VIDA PLACENTERA: Implica llenar la vida de todos los placeres naturales posibles (no artificales), aprendiendo una serie de técnicas para saborearlos y disfrutarlos mejor, como ser el hecho de poder compartirlo con los demás. Debemos aprender también a describirlos y recordarlos, así como también utilizar técnicas como la meditación para ser más conscientes de los placeres.
2) LA BUENA VIDA:
el segundo nivel, el de la buena vida, se refiere a lo que Aristóteles llamaba eudaimonia, que ahora llamamos el estado de flujo. Para conseguir esto la formula es conocer las propias virtudes y talentos y reconstruir la vida para ponerlos en práctica lo más posible.
Con esto se consigue no una sonrisa sino la sensación de que el tiempo se detiene cuando estamos fluyendo con lo que hacemos. Esto es lo que Mihaly Csizchenmihalyi denomina experiencias autotélicas, las cuales son aquellas que se significan un disfrute en sí mismo.
Cuando la experiencia es autotélica experimentamos "la buena vida", en donde el día ya deja de ser una sucesión de experiencias ansiosas, sino de disfrute y sintonía con la música vital.
3) LA VIDA CON SENTIDO:
Consiste en poner nuestras virtudes y talentos al servicio de alguna causa que la debemos sentir como más grande que nosotros. Para muchos será una religión, para otros una doctrina filosófica, para otros una filosofía de vida altruísta, para otros una fundación o un entidad filantrópica, para otros la humanidad entera y la convición de que existe en ella grandes reservas anímicas y de bondad. Implicándonos de esta forma, dotaremos de un sentido elevado y superior a toda nuestra vida.


1) La búsqueda de la plenitud: