28/10/11

El trauma acústico deteriorará nuestra audición desde el día que nacemos - Dr.Jorge de Paula




HAY QUE TENERLE RESPETO AL RUIDO:
El sonido es uno de los elementos del ecosistema donde vive el hombre y que es percibido por el órgano de la audición.
Cuando el sonido supera los límites tolerables se considera ruido o trauma acústico y puede producir daño auditivo.
Las tres características del sonido que más influyen en el trauma acústico son, la frecuencia, la intensidad y el tiempo de exposición.
Un oído humano sano y joven es sensible a frecuencias comprendidas entre los 20 hertzios o ciclos por segundo y los 20.000 hertzios que corresponden a los extremos de tonalidades graves y agudas.
La mayor sensibilidad del oído humano se encuentra en el rango de frecuencia de 2.000 a 4.000 hertzios.
La intensidad que es la potencia del ruido se mide en decibeles (db).
La OMS ha determinado el nivel deseable en 50 dB (decibeles) que sería la intensidad de una conversación normal.
Por debajo de 80 dB de intensidad el oído humano no presentará alteraciones definitivas, puede generar molestias pasajeras como zumbidos pero sin dejar secuelas definitivas en el oído interno, sin embargo niveles superiores a los 90 dB como los que se alcanzan con el paso del tren, un taladro neumático, un recital de rock, el parlante de una discoteca o un mp3 a máximo volumen, traerá como consecuencias lesiones irreversibles las cuales dependerán del tiempo de exposición y de la susceptibilidad personal, pero cuando la intensidad supera los 115 db siempre hay daño aunque sea por exposiciones muy cortas.
http://www.youtube.com/watch?v=lL_9dPgV1OM&feature=related
En este extraordinario este video se nos muestra como el oído es un órgano que funciona desde que nacemos y por toda la vida, lo cual nos lleva a pensar la responsabilidad que debemos tener con el cuidado de esta órgano sensorial que nos hace disfrutar de una parte fundamental del contenido de la vida y que lo estamos arriesgando con el trauma acústico al cual sometemos diariamente.
¿Qué es el trauma acústico y porqué está tomando importancia este tema en la actualidad?-Correspondería a la lesión que se produce sobre el aparato auditivo por la contaminación sonora o polución por ruido.
Ha tomado tal importancia por los cambios en la vida actual que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la polución por ruido, como la tercera causa de contaminación por de la contaminación del aire y del agua
¿Cuál es la lesión que se produce por este trauma acústico?
- Provoca dos tipos de daño en las personas, uno es el daño agudo (Trauma sonoro agudo) y otro es el daño crónico.
Está demostrado que el oído interno, que es donde se percibe el sonido, tiene un número limitado de células (células ciliadas) que no se reponen, es decir que cada célula que se destruye es capacidad auditiva que perdemos, y el traumatismo sonoro es una de las causas más importantes de pérdida de células nerviosas que no se reponen.
Por eso es un tema típicamente de prevención, porque una vez que se instala el daño en el aparato auditivo es prácticamente imposible recuperarlo.
¿Cuáles son las intensidades de sonido normales para el oído humano?El nivel deseable es de 50 dB según OMS
El nivel de intensidad de una conversación en voz baja es 20 dB
Conversación en volumen normal puede llegar a 50 dB
Ladrido de un perro a 5 metros es de 65 dB y dos perros sube a 68 dB
Sonido de una bocina de tren puede llegar hasta 100 dB
Motor de auto, camión o motocicleta puede llegar a 80 dB
Ruido de un avión o música fuerte de un equipo de sonido puede llegar a 120 dB
Persona expuesta por tiempo prolongados a 120 dB puede sufrir lesiones en su sistema auditivo, y si ha estado expuesta 2 horas en una discoteca a 120 dB, requerirá 16 horas de descanso acústico para recuperarse.
Por debajo de 80 db de intensidad el oído humano no presenta alteraciones definitivas, puede generar molestias pasajeras sin dejar secuelas definitivas en el oído interno.
Cuando la intensidad supera los 90 db se comienza a presentar lesiones irreversibles las cuales dependerán del tiempo de exposición y de la susceptibilidad personal, y cuando la intensidad supera los 115 db siempre hay daño aunque sea por exposiciones muy cortas.
Entre mayor sea el tiempo que dure el estimulo sonoro mayor será la probabilidad de lesión del oído interno, mientras que a mayor periodo de descanso menor es la posibilidad de lesión.
NUEVOS RIESGOS PARA UNA NORMAL AUDICION: iPod. Mp3. Parlantes. Centros de diversión. Espectáculos musicales. Conciertos al aire libre.
El trauma acústico por exposición continua era hasta hace poco tiempo producido por exposición a ruido laboral, sin embargo en la actualidad este tipo de lesiones progresivas e irreversibles se produce en personas jóvenes por el uso continuo de dispositivos musicales (iPod, auriculares), o la asistencia a centros de diversión o espectáculos musicales.
http://www.youtube.com/watch?v=5xiyMJpPyII&feature=related
Este video muestra los decibeles del Tren, Taladro neumático, grupo de Rock y mp3
Si el NIS (nivel de intensidad sonora) de un parlante a ½ metro es de 110 dB, a 3 metros bajará a 94 dB
http://www.youtube.com/watch?NR=1&v=f1k-rc0BzW8

PREVENCION DE TRAUMA ACUSTICO:
Aunque el trauma acústico no tiene un tratamiento especifico si se debe realizar una adecuada prevención y es aquí donde el otorrinolaringólogo y el medico laboral tienen su principal función. En un ambiente laboral:
- NO se puede permitir ruidos que sobrepasen los 90 db por más de 8 horas.
- NO PERMITIR ruidos de más de 95 db por más de 4 horas.
- No permitir ruidos mayores de 100 db por más de 2 horas.
- No permitir ruidos mayores de 105 db por más de una hora.
Niveles por encima de 115 db no están permitidos sin el uso de protectores auditivos.

Existen mecanismos para la protección en general y para la protección individual.
Existen dos tipos de protectores auditivos. Los protectores auditivos externos con diadema que cubren todo el pabellón auricular y son mejores para frecuencias altas y los tapones dentro del canal auditivo que son mejores para frecuencias bajas. Ambos proveen una reducción de ruido de 15 a 30 db y el uso de ambos protectores simultáneamente suman una protección de 10 a 15 db adicionales y son aconsejables cuando el ruido supera los 105 db como por ejemplo en practicas con armas de fuego o en empleados de aeropuertos.
NO MAS DE 80 DECIBELES ESA ES LA CONSIGNA: “En la naturaleza no existe ningún sonido persistente de más de 80 decibeles.
El único lugar donde este nivel pasa en la naturaleza es en las cataratas y en su entorno no existe vida animal superior.
Quiere decir que a los efectos de preservar la especie los animales se alejan de esos niveles de ruido altos, producidos por la naturaleza, de manera que el oído humano no ha evolucionado tanto para proteger a las personas de los ruidos de la civilización moderna.
Consejos para mantener una audición “saludable”
-Evitar exposición a ruidos de alta intensidad o muy prologados en el tiempo (el daño por ruido es acumulativo).
-Consultar precozmente en caso de dificultad auditiva o dolor de oídos.
-Evitar hurgarse o limpiarse los oídos con elementos externos.
-Llevar una alimentación sana y balanceada.
-Preguntarle a la persona como se puede comunicar con ella de mejor forma.
-Obtener la atención de la persona.
-Dirigirse al oído con que escuche mejor.
-Hablar en una voz con tono bajo.
-Hablar lento y bien modulado, sin gritar.
-Es mejor reorganizar las frases para reforzar conceptos que repetir lo mismo.
-Hacer una pausa al final de cada frase o idea.
-Pedirle a la persona que repita lo que escuchó.
¿Y qué pasa con los espectáculos?En ese caso no podría haber más de 55 decibeles durante la noche, delante de la puerta del lugar donde se está efectuando ni más de 65 durante el día.
En los espectáculos al aire libre solamente se admite los sábados y domingos y días feriados hasta las 5 de la mañana y los otros días hasta las 2 de la mañana, pero, aquí hay una clave, no puede haber más de 55 decibeles a 50 metros del espectáculo.
CUALES SON LOS PRIMEROS SIGNOS DE QUE ESTAMOS PERDIENDO LA AUDICION:
La primera etapa del daño producida por ruidos genera una caída de la audición en los 4 mil ciclos por segundo en tonos agudos, pero no afecta en principio la conversación. Un audiograma detecta inmediatamente que esa persona está perdiendo la audición, aunque ella no lo detecte. En las etapas más avanzadas termina afectando la audición en conversaciones normales y allí la cosa es más complicada.
En resumen: hay que tener mucho cuidado en los niveles de sonido a los que se expone, no sólo en la etapa del descanso sino también durante todo el día.
Tabla 1. Niveles de ruido sugeridos por la OMS para ambientes específicos
Ambientes dB (A)
Aire libre 55 dB (A)
Viviendas 50 dB (A)
Escuelas 35 dB (A)
Discotecas 90 dB (A) x 4 h
Conciertos, festivales 100 dB (A)x4 h
Comercio y tráfico 70 dB (A)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: