10/11/14

Cáncer de Piel pasó a ser la primera causa de muerte entre mujeres de 20 a 30 años. Capa de ozono, adicción al sol y las camas solares son sus causas - Dr.Alberto Gandarillas

Tanto el cáncer de piel con melanoma como sin melanoma se están equiparando en índice de mortalidad, y en ambos casos se está incrementando su incidencia a un ritmo «del 20 por ciento» en las últimas décadas, a tal punto que en España constituye la primera causa de muerte entre mujeres de 20 a 20 años.
Las causas de este aumento se deben a ciertos cambios en la atmósfera de la tierra (adelgazamiento de la capa protectora de rayos UVA y UVB),  a lo que se han sumado otros cambios en la mentalidad de las personas que habitan en nuestro planeta.  
El Dr. Gandarillas ha abogado por la protección frente al sol «desde muy pequeños», pues, según ha añadido, «está demostrado que personas que han sufrido quemaduras de piel en la infancia tienen mucha más alta incidencia de cáncer de piel» en la madurez.
Para evitar esta enfermedad ha sugerido medidas como «evitar las horas del mediodía y ha señalado que, aparte de las tendencias de moda como el bronceado y las camas solares, la disminución de la capa de ozono «es un problema real», que por ejemplo en Australia está causando un gran aumento del cáncer de piel, ha destacado.
Cuidar la piel, mejorar la calidad de vida:
Gandarillas también ha alertado de que otras enfermedades de la dermis que, sin ser mortales «afectan a la calidad de la vida» del paciente como psoriasis, dermatitis o eczemas, «están aumentando» debido «al estilo de vida occidental».
Así, se ha referido al abuso del sol, al aumento de contaminantes o a la existencia de productos químicos o de cosméticos químicos que no están bien acondicionados, entre otras razones para el incremento de esas afecciones cutáneas.
Respecto al uso de células madre para prevenir problemas de piel, el experto ha indicado que se aplicará «seguramente a úlceras crónicas», si bien ha puntualizado que «ya se están aplicando de manera experimental».

prevención del cáncer
Un grupo de investigación español ha identificado el proceso por el que la piel se limpia de células pretumorales:
La importancia de la prevención del cáncer
La piel no es solo el mayor órgano de nuestro cuerpo sino que es el que está más expuesto a agresiones externas. La ciencia ha descubierto el proceso que permite al organismo limpiar nuestra cubierta protectora de células precancerosas, lo cual ha significado un nuevo avance  en el proceso de oncogénesis (generación de cánceres) abriendo también una expectativa interesante para nuevas terapéuticas. 
El grupo del Dr. Alberto Gandarillas, del Instituto de Investigación Marqués de Valdecilla (IDIVAL, Santander), ha determinado el papel primordial del gen p53 en este proceso de protección y reparación, lo que apunta a que su activación podría servir para prevenir estos cánceres.
“Si no existieran estos mecanismos de protección, todos tendríamos cáncer de piel”
Los resultados han sido publicados en Cell Reports, que lo lleva a portada. “Si no existieran estos mecanismos de protección, todos tendríamos cáncer de piel”
Su trabajo empieza por crear una piel a partir de células madre primarias (frescas, tomadas directamente de personas) que reproducen una epidermis normal, y sobre ellas, actuar para que presenten lesiones precancerosas.
“Lo que hacemos es imitar lo que pasa cuando tomamos mucho sol” y para ellos anulan al supresor de tumores p53.
El p53 es el guardián del genoma:
A este gen (una instrucción escrita en nuestro ADN) se le llama “el guardián del genoma” porque se sabe que tiene un papel clave en corregir los errores o sea las mutaciones que aparecen en nuestras células (por radiación, rayos solares, tabaco o alimentos).
Su inactivación en la piel no es suficiente para que una persona desarrolle un cáncer porque necesita otros factores, de manera que hay personas que tienen muchas mutaciones que nunca llegan a hacer un cáncer, pero sí que está ligado a la agresividad del cáncer (el p53 se encuentra mutado en el 50% de todos ellos).
En este caso, los científicos han estudiado un cáncer de piel, el escamoso. Es el segundo en frecuencia entre las neoplasias dermatológicas (representa aproximadamente un 20% del total), aunque “suele estar mal registrado”, muchas veces porque se manifiesta como verrugas u otros problemas de piel localizados que se eliminan en la consulta del dermatólogo.
“Pero en un 5% de los casos aparecen metástasis, que sí que son peligrosas". El grupo de Santander ha logrado provocar la lesión genética concreta, y han visto cómo se adelantaba la descamación, el pelado de la piel.
“Aumenta de una manera imprevista. Si normalmente se produce cada tres o cuatro semanas, si inactivamos el gen p53 aparece en 48 horas”. “Es semejante a cuando la piel se pela tras tomar demasiado sol”. Así las células peligrosas son eliminadas.
PROYECCIONES A CORTO Y LARGO PLAZO DE ESTE DESCUBRIMIENTO:
El estudio tiene utilidades que podrían definirse como cercanas, y otras más lejanas.
El cáncer de piel es de los que más está creciendo por los hábitos (tomar el sol, las cabinas de rayos UVA) y factores externos (el agujero en la capa de ozono).
Aunque proporcionalmente los carcinomas escamosos de piel son menos peligrosos que los melanomas, como son tres veces más frecuentes el número total de muertes también es importante, así que conocer el proceso es el primer paso para intentar frenarlo.
“De hecho ya hay estudios sobre cómo activar o corregir las mutaciones del p53”.
Pero, además, el cáncer de piel no es el único escamoso. También son de este tipo algunos de pulmón y otros de cabeza y cuello, que suelen ser agresivos.
En estos casos el agente desencadenante no es el sol, sino el tabaco y el alcohol, afirma el investigador. Por eso ellos también podrían beneficiarse de los avances que se consigan.

1) Lesiones y tipo de cáncer de piel...
http://www.cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/piel/Patient/page1/AllPages/Print
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: