18/12/14

3 DE DICIEMBRE: DIA INTERNACIONAL DEL MEDICO

Hace ya más de medio siglo se festeja en cada 3 de diciembre el "Día internacional del Médico". La fecha fue elegida por conmemorarse el nacimiento del Dr.Carlos J.Finlay (1853-1915), médico cubano que demostró que un virus era el causante de la fiebre amarilla y que la picadura del mosquito Aedes Aegypti era el agente transmisor. 

LOS SIMBOLOS DE LA MEDICINA: El Bastón de Esculapio y el Caduceo de Mercurio o Hermes como símbolos de la Medicina:
EL BASTON DE ESCULAPIO:
Esculapio fue siempre reconocido y asociado con el arte de curar a los enfermos; incluso se erigieron templos en su honor en la antigüedad. Siempre apareció con una serpiente enrollada alrededor de su bastón. De ahí la asociación establecida.
La presencia de la serpiente representa al animal astuto y ágil, que está en permanente estado de alerta. Así se establece un paralelo con la conducta que debe seguir el médico en la atención de sus pacientes. 
El bastón representa a la profesión médica como relación desinteresada con los pacientes. Sus elementos son: una vara fina con un nudo en el extremo superior, rematado por un espejo; una serpiente enroscada en la vara, cuya cabeza queda mirando hacia la izquierda frente al espejo; también está adornado por una rama de laurel a la izquierda y una de roble a la derecha. 
Esculapio fue un médico notable en la antigua Grecia y después de su muerte fue inmortalizado en la mitología. 

EL CADUCEO DE MERCURIO: El otro símbolo tan antiguo como el anterior es el del caduceo que representa a Mercurio o Hermes, personaje mitológico que los romanos consideraban el dios del comercio y era adorado por comerciantes y mercaderes por ser el protector de los cambios, el tráfico y el comercio en general. 

Lo que se conoce como caduceo, no es más que la insignia del heraldo, más conocida como atributo mágico de Hermes o Mercurio, mensajero de los dioses del Olimpo. 
Según la fábula de Ovidio en la Mitología griega, el caduceo fue regalado por Apolo a Mercurio para terminar una disputa entre ellos. Mercurio había regalado al dios de la música, Apolo, la lira de 7 cuerdas que había inventado. Se cuenta que Mercurio encontró en el Monte Citerón a 2 serpientes que se peleaban y él arrojó en medio de ellas su varilla para separarlas y vio como sin hacerse daño se enroscaron y se entrelazaron alrededor de la vara, de forma tal que la parte más alta de sus cuerpos formaban un arco quedando sus cabezas frente a frente sin señal de enemistad. Probablemente, de esta leyenda nació el símbolo, como razón artística y decorativa. 
Después, Mercurio se sirvió para sus funciones del caduceo, con él adormecía y despertaba a los mortales, atraía a ellos las almas de los fallecidos o las conducía a la morada de los muertos o al infierno, sujetaba los vientos y disipaba las nubes, convertía en oro lo que tocaba, transformaba las tinieblas en luz. 
Era una vara de poder; constituía para el hombre, fuente de seguridad, paz, concordia, beneficio y fortuna. 
Los griegos hicieron de este emblema el sello distintivo de los heraldos y embajadores. Según algunos historiadores, las alas del caduceo de Mercurio estaban presentes, porque Hermes, un dios egipcio adoptado por los griegos, fue el inventor fabuloso de la Alquimia, ciencia médica por excelencia, y entre sus atributos llevaba el pileus o casco con alas, con lo que estaría representada la vieja máxima médica: Curare tuto, cito, et jacunde, que quiere decir: curar todo, pronto, placenteramente.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: