16/2/17

10 señales que nos indican que llevamos una buena vida

Estas son algunas 10 señales que revelan que realmente estamos teniendo una buena vida, ellas nos servirán para que valoremos nuestro día a día y nuestros logros.

1. No tienes miedo a pedir ayuda
Pedir ayuda no es para nada una debilidad, aunque muchos no lo crean, es una fortaleza. Para crecer como personas debemos aceptar que no lo sabemos todo y que no hay nada de malo en ello.
2. Aprendes que en todo hay límites a respetar.
Entiendes que cada persona ha de ser consecuente con sus actos y, por lo tanto, tú lo eres.
Has vivido lo suficiente para saber que quieres en tu vida y qué no y vives de acuerdo con ello.
3. Te alejas de las cosas que te hacen daño
El amor propio es una clave del éxito.
Tenerte el respeto y estima suficiente como para decir NO a las cosas que te hacen daño, te debilitan y no te dejan llegar donde quieres es un punto fundamental.
4. Has aprendido que los fracasos son parte del autocrecimiento
Para conseguir el éxito se ha de pasar por varios fracasos anteriores.
Con cada error que cometemos aprendemos y por lo tanto sabremos cómo manejar futuras situaciones de manera más exitosa. No te sientes fracasado cuando algo no te resulta, de hecho, te sientes exitoso por haber intentado algo que no era fácil.
5. Te rodeas de personas que aportan en tu vida
Tener algunas personas de confianza que te quieran es un éxito que no muchas personas tienen, así que deberías sentirte muy orgulloso/a de ello. Además buscas ser una persona que ayude y aporte en la vida de los otros y entregas tu cariño y amor sin esperar nada a cambio.
6. No te quejas mucho
Sabes que no hay necesidad de quejarte, no porque todo esté perfecto en tu vida, sino porque sabes que es mejor para ti y para todos que te recuerdes las cosas buenas que tienes y no la malas.
Si estás en un momento donde te cuesta ver todas esas cosas positivas un buen ejercicio es pensar en las cosas que te hacen sonreír en la vida, pueden ser cosas muy sencillas, como apreciar los regalos de la naturaleza.
7. Celebras los éxitos ajenos
Que alguien que no seas tu consiga su meta es algo que aplaudes.
Sientes genuina felicidad por los logros de los demás y además sabes que puedes tomarlos como fuente de inspiración y motivación para conseguir tus metas.
Tener una actitud positiva hacia los demás hará que generemos un bucle de buenas energías que nos ayudarán en nuestro crecimiento personal.
8. Aceptas que hay cosas que no se pueden cambiar
Eres realista y aceptas que hay cosas en la vida que no se pueden cambiar.
Tienes claro que lo que si puede cambiar es tu perspectiva de las cosas, si hay algo que hoy ves como negativo, pero mañana consigues verlo desde un punto de vista más positivo, entonces estás teniendo éxito.
9. Sabes que no puedes complacer a todo el mundo
Sabes que no puedes complacer a todo el mundo y estás tranquilo con eso, ya que eres fiel a ti mismo y auténtico en las cosas que haces.
Tienes tus ideales, amor propio y disfrutas de la vida.
10. Te sientes feliz
No importa si no tienes una mansión, si no tienes un coche de lujo o todas las cosas que las personas confunden con la felicidad. Tu felicidad no reside en las cosas materiales, se encuentra dentro tuyo, en tus experiencias de vida y en las personas con las que te rodeas. Si sientes que eres feliz tienes una gran razón para sentir que estás siendo exitoso en la vida.

“Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo” – León Tolstoi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: