14/6/11

Intoxicaciones alimentarias: La salmonella siempre está al acecho y no solo en los huevos y el pollo



CONSEJOS PARA CONTAR CON ALIMENTOS MAS SEGUROS:

La salmonela puede contaminar otros productos además del pollo y los huevos. Se introduce furtivamente en muchos alimentos como la carne molida de res, el cerdo, los tomates, los germinados, e incluso la mantequilla de maní.

En los últimos años, se han dado a conocer en la prensa grandes brotes infecciosos causados por huevos y productos de maní contaminados con salmonela. Si bien en los últimos 15 años han declinado los casos de enfermedades transmitidas por los alimentos, las infecciones por salmonela no han disminuido.

El nuevo informe sobre seguridad alimentaria se centra en disminuir la contaminación con salmonela.
RIESGOS QUE SE PUEDEN CONTRAER POR COMER ALIMENTOS SIN COCINARLOS BIEN:

Si bien el pollo y los huevos son los focos primarios de infección, la salmonela puede estar presente en una variedad de alimentos como CARNE, FRUTAS, VERDURAS PASTELES DE CARNE CONGELADOS.
La infección por salmonela o salmonelosis dura de 4 a 7 días y casi todas las personas se recuperan sin necesidad de tratamiento con antibióticos. Pero en casos inusuales, muchas personas se enferman gravemente. En comparación con otros gérmenes transmitidos por los alimentos, la salmonela es el más mortal. También es causante de más hospitalizaciones.

POR CADA CASO DE SALMONELOSIS CONFIRMADA HAY 30 CASOS MÁS NO CONFIRMADOS:
La mayoría de las personas que sufren intoxicación alimentaria no van al médico, por lo que no se obtiene confirmación de laboratorio sobre la causa exacta de la enfermedad. Por consiguiente, es posible que la salmonela cause más casos de enfermedad de lo que se presume.
La infección por salmonela es más común en el verano.
Las altas temperaturas permiten con más facilidad que las bacterias contaminen los alimentos. Al comer al aire libre en el verano, ya sea en el patio o en un picnic, siga las siguientes recomendaciones:
- Mantenga siempre enfriados los alimentos fríos y calientes lo que se comen caliente.
- Cuando termine de comer, refrigere rápidamente las sobras.

- No deje la comida afuera por más de 2 horas. En los días más calurosos (90°F = 32°C o más), reduzca este periodo a una hora.
- Mantenga los productos perecederos en una nevera portátil o en una bolsa de refrigeración térmica
- Usted puede contraer salmonela al consumir huevos que tengan una apariencia completamente normal.
-Los excrementos de las gallinas depositados afuera de las cáscaras de los huevos solían ser la causa más frecuente de contaminación con salmonela.

Para prevenir la salmonela nunca debe comer huevos crudos o ligeramente cocinados (con yema o clara líquidas).
Al cocinar los huevos se reduce el número de bacterias de salmonela presentes. Sin embargo, un huevo ligeramente cocido con la yema o la clara líquidas presenta más riesgos que un huevo completamente cocido. Las claras y yemas de huevo a medio cocinar han causado brotes de infecciones por salmonela.

Trate las carnes crudas, la carne de vaca y cerdo sin procesar como si estuvieran contaminadas y haga lo siguiente:

- Envuelva las carnes frescas en bolsas de plástico para evitar que la sangre gotee en otros alimentos.

- Refrigere los alimentos inmediatamente después de comprarlos; reduzca al mínimo mantenerlos a temperatura ambiente.

- Las tablas y las mesas ó lugares usados para la preparación deben ser lavados inmediatamente después del uso para prevenir la contaminación de otros alimentos.

- Evite comer aves de corral y las carnes sin procesar ó poco cocinadas.

- Asegúrese que se alcance la temperatura interna correcta–especialmente al usar el microondas.

- Evite comer huevos sin procesar, y cocine a conciencia todos los alimentos hechos con huevos sin procesar.
ANCIANOS, BEBES Y PERSONAS INMUNOCOMPROMETIDAS ESTAN MAS EXPUESTAS:

Estas personas pueden enfermar gravemente con una cantidad relativamente baja de bacterias de salmonela. Usted puede proteger más a su familia si recuerda:
Limpiar: Lavarse las manos y limpiar las tablas para cortar, los utensilios, las superficies para preparar alimentos.
Separar: Mantenga la carne, el pollo o los pescados y mariscos crudos separados de los alimentos listos para comer.
Cocinar: Use un termómetro de alimentos para asegurarse de que los alimentos estén cocinados a la temperatura interna óptima. 145 °F = 63°C para carnes (dejando que la carne repose por 3 minutos antes de cortarla o consumirla) 160 °F = 71°Cpara carnes molidas y 165 °F = 74°C para todas las aves.
Refrigerar: Mantenga la nevera a una temperatura menor de 40 °F = 4°C y refrigere los alimentos que se pueden echar a perder.
No prepare comida para otras personas si tiene diarrea o vómito.
Tenga especial cuidado al preparar comida para niños, mujeres embarazadas, personas con estado de salud delicado y ancianos.

Evite los pollitos, patitos, tortugas, y reptiles como animales domésticos para niños pequeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: