11/11/11

Fórmula y consejos para adelgazar venciendo la tentación y adicción por los dulces




Valentina Brindisi: "Los hidratos de carbono integran uno de los grupos de alimentos necesarios para la vida, y son tan importantes que más de la mitad de nuestras calorías diarias deberían provenir de ellos. Las fuentes naturales de hidratos de carbono lo constituyeron tradicionalmente hasta hace 100 años, los llamados hidratos de carbono complejos (las frutas, las hortalizas, las verduras y los cereales).
Con la industrialización de los alimentos desarrollada a lo largo del siglo XX, las golosinas, los dulces, la bollería, los chocolates, los bombones y ahora los snacks y demás hidratos de carbono simples aumentaron década a década su producción y consumo. Son sabrosos, están en cualquier esquina, y nos tientan, pueden llegar a ser irresistibles. Han cambiado nuestros gustos y el gusto de las nuevas generaciones que crecen con la publicidad y la presión para un consumo de productos que no son indispensables para la subsistencia. Mientras que las lentejas, los garbanzos y los frijoles se consumen cada vez menos, los chocolates, los dulces, los postres, las golosinas, los caramelos y los helados se consumen cada vez más y más y las consecuencias no se han hecho esperar y están reflejadas en un aumento de obesidad, diabetes, caries, enfermedad cardiovascular en edades tempranas o deficiencia de vitaminas y minerales. Para que los dulces no terminen amargándonos la vida, debemos necesariamente planificar estrategias alimentarias.


¿Porqué los dulces nos tientan tanto?
- Si vamos a la definición de golosina de la RAE nos dice que: “Es un manjar delicado, generalmente dulce, que sirve más para darse un gusto que para sustento”
El problema actual es que ahora una golosina en lugar de usarse para darse un gusto de vez en cuando, ha pasado a formar parte de la vida cotidiana.
La industrialización de los alimentos y la producción masiva ha llevado a más oferta, más marketing y mayor consumo.
Y como tenemos un cerebro que está programado para tentarse con todo aquello que nos da placer, él va a recordar muy bien que alimentos le dan placer en forma instantánea.
¿Cuáles son las causas que han llevado al consumo tan explosivo los hidratos de carbono simples?
Hay condiciones de la vida actual que aumentan las ganas de comer como ser:
- La falta de luz natural
- El sedentarismo
- La exposición permanente a situaciones estresantes.
Esto lleva a que aprox. el 33% de los niños de nuestra región consumen más del doble de las calorías necesarias.
Hay un aumento de la socialización que lleva a las personas a reunirse para comer, pero no justamente comer en forma frugal, sino abundante.
Las comidas copiosas especialmente si son ricas en grasas animales y en azúcares tienen un efecto muy agresivo para la pared de las arterias. Los atracones tienen efecto deletéreo para la salud cardiovascular. Sin embargo no existe una conciencia de este drama que nos envuelve.
Hay una necesidad de encontrar placer en forma inmediata y los dulces son especiales en darnos ofrecernos ese retorno.

¿Cuantas son las calorías que contienen las golosinas más comunes?
GOLOSINAS NO ACONSEJABLES:

- - 1 paquete galletitas dulces rellenas: 490 cal
- Alfajor triple 280 Helado crema con baño de chocolate 240 kcal
- Alfajor simple chocolate 220 cal.
- Paquete papas fritas mediano 230 kcal
- Tableta de chocolate relleno 200 kcal
Golosinas aconsejables:
- Semillas de girasol paquete 120 kcal
- Paquete tostadas saborizadas 120 kcal
- 1 turron 100 cal
- Puñado pasas de uva menos de 100 kcal
- 1 yogur descremado con cereales o frutas 120 kcal.
- Postre a base de leche light 120 kcal.
- Barrita de cereal con frutas 75 kcal
- 1 paquete chico de chips de manzana 70 kcal
- Paquete chico de Po … 60 kcal

¿Hay diferencias entre el hombre y en la mujer, en relación al gusto o la tentación por los dulces?.
Si hay diferencias entre los sistemas femeninos del apetito y los sistemas masculinos, que llevan a que el sistema femenino sea menos tolerante a la privación del alimento que el masculino. Probablemente esté vinculado a una forma de mantener la fertilidad.
Los seres humanos no comemos solo para saciar nuestro apetito, Lo hacemos por hábito, por costumbre social, para gratificarnos y para aliviar tensiones emocionales, y por ahí también se puede explicar cierta diferencia, ya que la mujer por su conformación psico-emocional y por la sobrecarga de trabajo y responsabilidad a la que está sometida por su doble función de madre y empleada, estará sometida a una mayor carga de tensiones.
¿Qué podemos hacer para tener a los dulces bajo control?.
- Si estoy convencido que los dulces deben ser una excepción semanal y no una regla diaria, el aprender a decir: "No, gracias, estoy satisfecho", operará como una fórmula muy efectiva. Ahora si mi respuesta es: "no debería"... estamos en problemas.
Debemos acudir entonces a un asesoramiento profesional: - ASESORAMIENTO PROFESIONAL.
COMO CAMBIAR HÁBITOS MUY ARRAIGADOS EN NUESTRA CIVILIZACIÓN POR HABITOS SALUDABLES:
- CONSTANCIA, PACIENCIA.
- ACOMPAÑAMIENTO FAMILIAR Y AMIGOS.
· Realizar 6 comidas diarias, 4 comidas principales y 2 colaciones a media mañana y media tarde respectivamente. Esto reducirá la ansiedad y el consumo compulsivo de comida.
· Las personas que no llevan horarios estructurados son más proclives a ganar mucho peso en poco tiempo.
· Elegir colaciones saludables:
- Barras de cereal dietética.
- Frutas de ocasión 1 o 2 porciones.
- Yogures solos, con frutas o cereales dietéticos.
- Queso magro, gelatinas dietéticas solas o con frutas.
- - 1 puñado de frutas secas como almendras, nueces, maní sin sal.
· En las comidas principales es importante consumir alimentos ricos en fibras, tales como frutas, verduras, cereales integrales y legumbres.
· Estos alimentos brindan fibra, la cual aporta hidratos de lenta absorción y sensación de saciedad.
· Realizar actividad física, ya que está probado que disminuye el estrés y el nivel de ansiedad, además de mejorar la autoestima, todo ello ayudará a romper con la dinámica perversa que lleva desde no hacer nada a ganar peso y de ganar peso a no hacer nada.
· Mensaje final:
Que la comida sea nuestro alimento y que nuestro alimento sea nuestra medicina y no nuestra fuente de enfermedad.
La buena alimentación desde la infancia es clave, no acostumbrando al gusto del azúcar, ni del salado.
En los primeros 3 años son claves para desarrollar el gusto por la alimentación saludable.
El mundo nos ofrece a todas las personas y a los chicos en especial una gran variedad de comida y gran marketing de alimentos en general poco saludables y muy engortantes. Muy probablemente el mundo no cambie en lo inmediato, pero lo que sí podemos cambiar nosotros nuestra forma de ver este problema, y poder incidir en la forma de pensar en la familia y en la comunidad.
Si nosotros no cambiamos, nuestros hijos serán víctimas de toda una campaña de desaciertos y desastres en la alimentación que está enfermando a nuestra población, y los dulces ingeridos en forma indiscriminada y sistemática son uno de los principales problemas de salud que debemos atacar.
Recuerde esta frase como clave para bajar su ingesta calórica: "!No gracias!, estoy satisfecho"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: