22/9/12

Huellas de amor - Gloria Nieves Lolo

Hay personas que pasan por la vida, sin dejar huellas, solo pasan, viven para sí mismas, trabajan para sí mismas. Sus preocupaciones comienzan y terminan en sus innumerables problemas, sus conversaciones solo dejan el agrio sabor de la crítica, la amargura, del fracaso y la falta de perdón.

Hay personas que pasan por la vida DEJANDO HUELLAS. No solo pasan, sus pasos son ansiados. Su voz dibuja en nuestros rostros SONRISAS de satisfacción. Por supuesto que trabajan para sí mismas y sus familias, pero en su diario trajín jamás se olvidan del prójimo; siempre tienen sus manos extendedidas para dar, para sostener, para acariciar, para amar, para ayudar.

Como las otras, también tienen infinidad de problemas y preocupaciones, pero muy pocas veces lo dejan notar; no por orgullo o falsedad, sino porque han aprendido a ver a su alrededor; porque al estar cada día en contacto con la vida y la muerte, la soledad, la tristeza, la enfermedad y la desesperación, han dejado de ser ellos el centro del universo para hacerse uno con el que sufre, uno con el que llora, uno con el que ya no tiene fuerzas para luchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: