4/11/10

La cocina de la salud: más actividad física y disfrutar comiendo sano

'Un estilo de vida saludable no está reñido con disfrutar comiendo" - Ferran Adrià

El chef Ferran Adriá acaba de presentar, junto al Dr. Valentín Fuster, el libro ‘La cocina de la salud’ cuyo objetivo es inculcar hábitos sanos de alimentación entre la población, desde tempranas edades.


Ferran Adrià, durante la presentación del libro, junto a Valentín Fuster (centro) y el periodista Josep Corbella (izda).








Comer de forma saludable y, además disfrutar ‘en el intento’ es más que posible. Así quieren demostrarlo Ferran Adrià y el cardiólogo Valentín Fuster en el libro que acaban de presentar en Madrid: La cocina de la salud (Planeta). Y es que, aunque parece que estos conceptos no van siempre de la mano, lo cierto es que ‘un estilo de vida saludable no está reñido con el hecho de disfrutar comiendo’.
Para convencernos de ello e inculcar entre la población buenos hábitos de alimentación, el chef y el reputado doctor han querido publicar este libro enfrentándose a un reto: ¿qué hacer para que un manual sobre nutrición y salud no resulte aburrido a los ojos del lector? Pues bien: la solución que han encontrado (ayudados por la pluma del periodista Josep Corbella) ha sido novelar el contenido. De esta forma, La cocina de la salud cuenta la vida de una familia, formada por madre, padre, tres hijos y abuela, y sus hábitos cotidianos de alimentación.
Así, a través de esta trama argumental, los autores nos enseñan a educar el paladar con propuestas divertidas y sanas; comer con poca sal; congelar correctamentelos alimentos; cocinar con microondas, hacer buen uso de la comida preparada; hacer más apetecibles las frutas y verduras a los niños; organizar bien la heladera (nevera); conocer la importancia de la grasas, carbohidratos, los aportes vitamínicos en la alimentación; leer bien las etiquetas de los productos que compramos, y un largo etcétera de consejos, recetas y trucos para comer bien, sin renunciar a nada. ‘Hay que comer de todo pero en su justa medida’.
Todo ello sin olvidar, y en esto ambos estuvieron de acuerdo una vez más, la enorme importancia de acompañar todos estos hábitos con algo de ejercicio físico. ‘Es necesario sacar tiempo de donde sea para ejercitar un poco las piernas y el corazón’, concluye el cocinero catalán, el primero en predicar con el ejemplo: ‘Me sobraban casi 16 kilos y pensé, cómo voy a dar un discurso sobre educación alimentaria y salud con este sobrepeso’.
Él lo ha conseguido (es de esperar que no rebote una vez terminada la presentación del libro). Y su objetivo es que, gracias a iniciativas como este libro, otras muchas personas adopten también los mejores y más sanos hábitos alimenticios. Un nuevo reto del que, ojalá, también salga victorioso.
"Para adelgazar, más actividad y menos dieta", esta idea la sostiene el Dr.Valentín Fuster en su nuevo libro: La cocina de la salud, escrito junto con el Chef Ferran Adriá, y donde se reafirma que las dietas restrictivas no son tan beneficiosas y que la actividad físca es clave para mantener un peso adecuado.
EN CUESTIONES DE SALUD HAY DEMASIADO POPULISMO: Con la salud y la alimentación "se manipula a la gente», ha lamentado Adriá, aunque hareconocido que las semillas plantadas en la última década van dando frutos, con una mayor concienciación sobre la alimentación sana en las escuelas.También ha advertido el cocinero de que «confundimos lo que nos gusta con lo que es sano» y ha reivindicado el papel de los cocineros en la sociedad, donde hasta no hace mucho estos profesionales «no contaban para nada» en los debates sobre alimentación y salud.

Recetas de Adriá y algunas de sus afamadas técnicas culinarias como las espumas aparecen en el libro, junto a ideas para cocinar «con sabor pero sin sal» y consejos para congelar correctamente, hacer las frutas, verduras y hortalizas más apetecibles para los niños, cocinar al vapor, en microondas o con la olla exprés.

Para el Dr. Valentín Fuster, cuyos estudios sobre el infarto de miocardio le valieron en 1996 el premio Príncipe de Asturias de Investigación, el problema de fondo radica en que a las personas les cuesta aceptar que son «vulnerables a la enfermedad» y después se sorprenden cuando sufren un infarto o se les detecta un cáncer. Es necesario educar en salud: hay que ir a la prevención», ha considerado el cardiólogo, para quien otro de los problemas de base es que «la educación actual en salud no está basada en la ciencia, como demuestra la masiva ingesta de suplementos vitamínicos de cuestionable efectividad.

Con un lenguaje sencillo, este libro dirigido a toda la población persigue inculcar hábitos nutricionales sanos y atractivos para prevenir el colesterol, la presión arterial alta y la obesidad, y hace hincapié en la importancia de la actividad física frente al nocivo sedentarismo.

Sin actividad física es difícil llevar a cabo una salud integral ha agregado el cardiólogo.

La obra explica asimismo las particularidades del cuerpo humano y de cada nutriente (hidratos de carbono, proteínas y grasas) que éste necesita para funcionar correctamente, de forma que «si uno descubre la importancia de cada cosa, es más fácil decidir qué cocinar».

Preguntado por el auge de diferentes dietas de adelgazamiento plasmadas en libros que figuran entre los más vendidos, Fuster se ha mostrado escéptico, ya que todas presentan carencias nutricionales.

Esas dietas son muy difíciles de justificar desde el punto de vista científico, se sube de peso tan rápidamente como se ha bajado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: