11/8/13

Ni Darwin, ni Marx, ni Freud conseguirán hacernos más felices. Solo las revoluciones interiores llevan a la auténtica felicidad - Martín Seligman

La felicidad ha sido profundizada en los campos de la filosofía, el arte y las religiones, pero en el campo de la psicología su abordaje había sido decepcionante. Sin embargo en la década de los 90 el psicólogo Martin Seligman formado en la corriente conductista quién comenzó con lo que hoy se conoce como la corriente Psicológica Positivista.
Charles Darwin ha sido un gran justificador de las peores desgracias del ser humano y Carlos Marx con su revolución social ha impuesto un victimismo patológico en nuestra sociedad occidental.
Martin Seligman desconfió de las afirmaciones de Darwin, a quién acuso de ser un gran justificador de las peores desgracias del ser humano.
También ha sido un gran crítico de las ideas de Marx y su revolución social, a quién responsabiliza del fuerte Victimismo que invade la sociedades americanas.
Por último Seligman se ha caracterizado por ser un gran opositor a las ideas de Freud, a quién ha responsabilizado de haber determinado la vida y el carácter de las personas, a causa de sufrimientos infantiles no superados.
Seligman solo se ha confiado de las revoluciones interiores que puede llevar a cabo toda persona, y que lo podrá llevar a una auténtica felicidad.
COMO DEFINIMOS LA FELICIDAD:
Definir el concepto de felicidad es tarea ardua, quizá sea una de las definiciones mas controvertidas y complicadas. El ser humano ha perseguido siempre la felicidad, como una meta o un fin, como un estado de bienestar ideal y permanente.
Sin embargo la felicidad se compone de pequeños momentos, de detalles vividos en el día a día y su capacidad de aparecer y desaparecer de forma constante a lo largo de nuestras vidas.
Las personas desean mucho más que corregir sus debilidades, quieren que la vida tenga sentido.
En la cama antes de dormir nosotros debemos pernsar al igual que todos ¿como podemos ser felices?.
¿existe felicidad auténtica?.
Ha llegado el momento de contar con una ciencia cuyo objetivo sea entender la emoción positiva. Aumentar las fortalezas y virtudes y ofrecer pautas para encontrar lo que Aristóteles llamó "la buena vida".
La felicidad concepto con profundo significado, incluye a la alegría, pero también otras muchas emociones, algunas de las cuales no son estrictamente positivas como ser el compromiso, la lucha, el reto e incluso el dolor.
EJEMPLOS QUE MUESTRAN QUE EL DINERO NO ES LA BASE DE LA FELICIDAD:
¿Porqué los abogados ejerciendo una de las profesiones más prestigiosas, que tiene el mejor pasar económico tienen el mayor índice de depresión laboral?
¿Qué es lo que lleva a que religiosos sean más felices que los no creyentes?
¿Porqué un soltero es más infeliz que un casado?
¿Qué es lo que lleva a que ciertas personas sean más felices que otras?
El hombre moderno no logra ser feliz cuando sus objetivos llevan solamente a un disfrute y a una vida placentera sin un sentido superior que le permita sentirse parte de algo más grande que uno mismo. Eso da solamente una felicidad pasajera que está muy lejos de ser auténtica.
Los estudios de la psicología positiva afirman que logran ser más felices aquellas personas que tienen una gran apertura a las relaciones sociales, que mantienen amistades tanto profundas como superficiales y que tienen probabilidades de casarse.
No es el dinero, tampoco el estudio, tampoco la belleza, ni el clima, ni la salud ni el ascenso laboral ni la edad lo que lleva al camino de la felicidad sino el grado que tengamos respecto a las emociones positivas.
Es deseable experiementar la felicidad en tres sentidos. El futuro, el pasado y el presente.
Son barreras contra el pesimismo el futuro, el optimismo, la fe, la esperanza y la confianza.
Las barreras contra el presente pesimista, son la alegría, el éxtasis, el entusiasmo, la euforia, la tranquilidad, el entusiasmo, la fluídez y el placer.
Las emociones que afrontan el pasado son la complacencia, la realización personal , el orgullo y la serenidad.
Muchas son las personas que viven en el pasado, y solamente en la medida que entendamos que el pasado condiciona y determina el futuro, seremos pasivos o no. Tanto la gratitud como el perdón nos aumentará el termostato de la felicidad.
La forma en que nos comunicamos nos definirá como personas negativas o positivas. Estas últimas siempre usan términes específicos como: "a veces" "últimamente", "tengo talento", "hoy fue un mal día", "me necesitan a mí".
Caso contrario son los pesimistas que usan términos generalizados y universales como el "siempre", "nunca", "Todos los días son así".
Muchas son las fortalezas que el ser humano puede llegar a tener. la psicología positiva describe 24:
La curiosidad
El interés por el mundo.
La valentía
La perseverancia
La bondad
La humildad
El liderazgo
La espiritualidad
El Humor
Seguro que algunas de estas características debe verse reflejada en Uds. el conocernos deberá elevar todas nuestras fortalezas y reorientar nuestras capacidades para ponerlas en prácticas todos los días.
Ser feliz está en nuestras manos, la felicidad no es un sueño, la felicidad será una realidad.
La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.
 Benjamin Franklin
1) Ayudar a los demás genera felicidad y es bueno para la salud:
http://revista.consumer.es/web/es/20120601/entrevista/76499.php

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: