31/5/13

Una cosa es el PLACER y otra muy distinta es la FELICIDAD - Matthieu Ricard (Médico francés y Monje Budista contemplativo)



Bien, hablemos ahora de la felicidad, como francés debo decir que hay muchos intelectuales franceses que piensan que la felicidad no es interesante en absoluto, a tal punto que habiendo escrito hace poco tiempo un ensayo sobre la felicidad , terminó causando mucha controversia y alguien escribió un artículo diciendo: "No nos impongas la sucia palabra felicidad".
"No nos importa eso de ser felices, necesitamos vivir con pasión, nos gustan los altibajos de la vida; nos gusta el sufrimiento porque se siente tan bien cuando cesa por un instante". Esa imagen que ven allí es la que veo desde el balcón de mi ermita en los Himalayas, que es como de dos por tres metros, y son siempre bienvenidos.
AUNQUE ALGUNOS LO NIEGUEN, TODOS QUEREMOS SER FELICES
Hablemos ahora de la felicidad o el bienestar. 
Primero que nada, y a pesar de lo que los intelectuales franceses dicen, al parecer nadie se despierta en la mañanas pensando: !Voy a tratar de ser los más infeliz que pueda!. 
Lo cual, de alguna manera significa que ... conscientemente o no,  directa o indirectamente, en el corto o largo plazo, todo lo que hacemos, todo lo que esperamos, todo lo que soñamos de en alguna forma está relacionado con un profundo deseo de bienestar o felicidad. 
Como dijo Pascal, incluso hasta aquel que se pone la soga al cuello, de alguna manera, está buscando dejar de sufrir ... y no encuentra otra manera. 
DIFERENTES CONCEPTOS Y DEFINICIONES SOBRE FELICIDAD:
Si buscamos en la literatura en Oriente y Occidente, es posible encontrar una diversidad increíble de definiciones de la felicidad. Algunas personas solo creen en recordar el pasado, imaginar el futuro y nunca ver el presente.
Otras personas dicen que la felicidad es el ahora; es la calidad de la frescura del momento presente.Todo esto motivó al filósofo francés Henri Bergson a decir: Todos los grandes pensadores de la humanidad han tratado la felicidad en términos vagos, de modo tal que así puedan definirla en los términos que ellos quieran.
Bueno, eso no estaría tan mal si fuera tan sólo una preocupación secundaria en la vida, pero si es algo que está directamente relacionado con la calidad de cada instante de nuestra vida, es mejor que sepamos que es y tener una idea más clara.
Y probablemente el hecho de no saber específicamente qué es, es lo que tan a menudo nos hace que aunque busquemos la felicidad, pareciera que le volvemos la espalda. Aunque queremos evitar el sufrimiento, parece que corremos de alguna forma hacia el. Y esto también puede provenir de algunas confusiones,
UNA COSA ES EL PLACER Y OTRA LA FELICIDAD:
Una de las confusiones más comunes justamente es confundir felicidad con placer. Si miramos a las características de ambas, son dos cosas muy diferentes.
PLACER: Depende del tiempo, del objeto y del lugar y es algo que cambia de naturaleza.
¿Pues entonces qué es la felicidad?
La felicidad, por supuesto, es una palabra tan vaga, que mejor usaremos bienestar. Así, creo que la mejor definición, según la visión budista, es la de que "el bienestar no es meramente una sensación de placer, sino una sensación de profunda serenidad y realización; un estado que impregna y subyace en todos los estados emocionales y todas las alegrías y penas que se atraviesan en el camino".
Para ustedes eso puede ser sorprendente,¿podemos tener este tipo de bienestar en la tristeza? En cierta forma ¿por qué no? Porque estamos hablando a un nivel diferente.
Miren las olas que llegan a la orilla, cuando están en la parte baja de las olas, tocan el fondo, pegan con la roca sólida; cuando están arriba, sienten regocijo. Así se pasa de euforia a depresión y no hay profundidad. Ahora, si miran el alta mar, quizá lo encuentren bello, tranquilo como un espejo; puede que halla tormentas, pero el fondo sigue ahí, sin cambios.¿Cómo es esto? Esto sólo puede ser un estado del ser, no sólo una emoción fugaz, una sensación. Incluso la alegría, que puede ser la fuente de felicidad, también puede ser la alegría torcida por el regocijo de ver a otros sufrir.

¿Entonces cómo proceder en la búsqueda de la felicidad?: A menudo la buscamos afuera. Pensamos que si pudiéramos juntar esto y lo otro, todas las condiciones, como se dice, "todo para ser feliz, tener todo para ser feliz". 
En una ocasión, el Dalai Lama estaba en Portugal y había muchas construcciones por todos lados. Una tarde dijo: "Miren, están haciendo todas estas cosas, pero no sería lindo también, que construyeran algo hacia dentro?. Y agregó, "A pesar de esto … incluso si tienen un grandioso departamento en el piso 100 de un edificio supermoderno y cómodo, si dentro de ustedes están profundamente tristes lo único que van a buscar es una ventana por donde saltar". 
Ahora, por el contrario, conocemos mucha gente que está en circunstancias difíciles, que logran mantener serenidad, fuerza interior, libertad interior y confianza. Ahora, si las condiciones internas son más fuertes…por supuesto que las condiciones externas afectan,  y es maravilloso ser longevos, estar más sanos, tener acceso a información, educación, poder viajar, tener libertad ... son cosas por demás deseables. Sin embargo, esto no es suficiente; esos son sólo un apoyo auxiliar, condiciones. La experiencia que traduce todo está dentro de la mente. Por lo tanto, cuando nos preguntamos cómo nutrir las condiciones de felicidad,las condiciones internas, y cuáles son aquellas que minan la felicidad. Para ello, se requiere tener cierta experiencia.


Es debido a que la tela fundamental de la conciencia es esta cualidad pura de ser conscientes, que la diferencia de una piedra, es que existe la posibilidad de cambiar, porque las emociones son pasajeras. Este es el fundamento del entrenamiento de la mente. El entrenamiento de la mente se basa en la idea de que dos factores mentales opuestos no pueden ocurrir al mismo tiempo. Puedes pasar del amor al odio, pero no puedes, al mismo tiempo y hacia el mismo objeto, o la misma persona, querer herirla y hacerle un bien. No puedes, en el mismo gesto, dar la mano y dar un golpe. Por lo tanto existen antídotos naturales a las emocionesque son destructivas a nuestro bienestar interno. Entonces esa es la manera de proceder. Regocijo en lugar de celos.
Una especie de sensación de libertad interior opuesta a la codicia extrema y la obsesión.
Benevolencia, afecto amoroso contra odio. 
Pero por supuesto, cada emoción necesitaría un antídoto particular.
¿COMO PODEMOS ELIMINAR LAS EMOCIONES PERTURBADORAS, COMO EL ENOJO, LA IRA O EL ODIO?


¿Qué hallaron? Por supuesto, lo mismo. El embargo científico, si es que se presenta en la revista Nature,esperemos que sea aceptado. Se estudia el estado de compasión, compasión incondicional. Le pedimos a los meditadores que han estado meditando por años y añosque pusieran su mente en un estado en que no hubiera más que afecto y amor,total disponibilidad al ser sensible. Por supuesto, durante el entrenamiento, hacemos eso con objetos,pensamos en gente que sufre, en gente que amamos,pero en cierto punto, puede ser un estado que impregna todo. He aquí el resultado preliminar, que puedo mostrar porque ya ha sido presentado. La curva de campana muestra 150 controles, y lo que se ve esla diferencia entre el lóbulo frontal derecho e izquierdo. En resumen, gente que tiene más actividad en el lado derecho de la corteza prefrontales más depresiva, retraída, no se caracterizan por tener afecto positivo. Lo opuesto está en el lado izquierdo: más tendencia al altruismo,la felicidad, a la expresión, a la curiosidad, etc. Existe una línea básica para la gente, que también se puede cambiar. Si ves una película cómica, vas a tu lado izquierdo. Si estás feliz por algo, te mueves más hacia la izquierda. Si tienes un ataque de depresión, vas a tu lado derecho. Aquí se muestra la desviación estándar de -0.5 de un meditadorque medita en compasión. Es algo que está totalmente fuera de la campana.
No me da tiempo de ver todos los diferentes resultados científicos. que pronto lo estén. Pero han encontrado que... esto es después de tres horas y media en la resonancia magnética funcional, es como salir de una nave espacial. Y se ha demostrado en otros laboratorios también, por ejemplo, el de Paul Ekman en Berkeley, que algunos meditadores son capacesde controlar su respuesta emocional más de lo que se pensaba.Como los experimentos de sobresaltos, por ejemplo. Sientan a alguien en una silla con todo tipo de aparatos que miden su fisiología, y hacen estallar una especie de bomba, la respuesta es tan instintiva que,en 20 años, no han visto a alguien que no brinque. Algunos meditadores, sin tratar de evitarlo, pero simplemente siendo totalmente abiertos alpensamiento de que el estallido es sólo un pequeño evento como una estrella fugazson capaces de no moverse en lo absoluto.

Ahora, nuestra compasión es supuestamente puesta en acción, y eso es lo que tratamos de hacer en diferentes lugares. Sólo este ejemplo vale mucho trabajo. Esta dama con tuberculosis, abandonada en una tienda, iba a morir con su única hija. Un año después,  así es como está. Hemos estado haciendo esto en distintas escuelas y clínicas en el Tíbet.  Los dejo con la belleza de estas miradas ...que dicen más sobre la felicidad de lo que yo pueda decir. Monjes saltadores del Tíbet.  Monjes voladores. Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: