10/10/15

Retos para la educación en el siglo XXI. La educación emocional desde la infancia es crítica y fundamental - Rafael Bisquerra

En la sociedad actual tenemos una serie de necesidades que no están suficientemente atendidas en la educación formal…
Pensemos que muchos de los problemas que experimentan los jóvenes y los adultos tienen que ver con estrés, con ansiedad, depresión, con el consumo de drogas y con la adquisición de comportamientos de riesgo, y todo esto no queda suficientemente contemplado en una educación formal.
 En la educación emocional que impulsamos, desarrollamos y aplicamos desde nuestro grupo (GROP), se pretende el desarrollo de competencias emocionales para prevenir el desarrollo de todas estas situaciones.
El informe DELORS 1996 fue presentado ante un encargo de la Unesco a un grupo de expertos para perfilar las perspectivas de la educación para el siglo XXI, en este informe se establecer en 4 pilares que son:
1) Aprender a aprender
2) Aprender a hacer
3) Aprender a convivir
4) Aprender a ser.
De los dos primeros significa que no es suficiente con saber cosas sino que se necesita saber aprender porque habrá que aprender durante toda la vida, y la segunda es que tampoco es suficiente con saber sino que hay que saber hacer.
Pero me interesa resaltar es que de los dos últimos aprender a convivir va a ser el gran reto del siglo XXI y el aprender a ser complementa este aprender a convivir, y que en estos dos últimos pilares es donde se fundamenta y justifica esta educación emocional que estamos promocionando.
¿Como educar las emociones? 
La educación emocional debería ser un proceso educativo que debería comenzar en la educacion infantil, prolongarse durante toda la primaria, la secundaria y toda la vida adulta, y tiene como objetivo el desarrollo de compentencias emocionales, esas competencias preparan al individuo para poder afrontar mejor los retos de la vida tanto a nivel personal como social.
http://www.rafaelbisquerra.com/es/biografia/publicaciones/articulos/101-educacion-emocional-competencias-basicas-para-vida/216-fundamentos-educacion-emocional.html

El GROP ha elaborado materiales para la educación infantil, primaria y secundaria, tanto obligatoria como post-obligatoria, para establecer los fundamentos para la educación psicopedagógica y significa un apoyo para el profesorado, quién tiene que adquirir previamente una formación específica para poder utilizarlo con todas las posibilidades que tiene.
Estos ejercicios tienen como objetivo el desarrollo de una conciencia emocional, es decir ¿desde que emoción me relaciono yo con la otra persona?.., porque muchas veces no soy consciente que estoy frente a otra persona y me relaciono desde la aversión o desde la ira, y si mi emoción predominante es una emoción destructiva, muy probablemente predisponga a que tengamos conflictos, malos entendidos y que por lo tanto nuestra relación no sea fluída.
Y como consecuencia me vaya mal y me sienta mal y que de esto puedan generar inclusive comportamientos de riesgo.
Tomando conciencia de cual es la emoción, el siguiente paso es la regulación emocional, si yo tengo rabia, como puedo regular apropiadamente esta emoción para que no derive en violencia y agresividad, sino que sea capaz de poner inteligencia dentro de los estímulos que hemos recibido que me predisponen al ataque, pero procurar regularlos antes de que se deriven a comportamientos de riesgos.
Así podemos pasar a mantener relaciones positivas con otras personas, a desarrollar la autonomía emocional, que es como una especie de vacuna ante las emociones contaminadas que están muy presentes en nuestra sociedad, y en último término aprender a desarrollar, a gestionar de forma consciente nuestro propio bienestar que es en definitiva una finalidad de la educación emocional.

ASPECTOS EXTRAÍDOS DEL GROP DE RAFAEL BISQUERRA:
Orientación psicopedagógica y educación emocional 
Se expone en primer lugar un marco amplio de la orientación psicopedagógica, donde se distinguen modelos básicos de intervención, áreas temáticas, contextos y agentes.
De este marco se desarrolla el área de la orientación para la prevención y el desarrollo.
Dentro de ella, se toma en concreto la educación emocional.
La educación emocional es una innovación educativa que responde a necesidades sociales no atendidas en las materias académicas ordinarias.
La fundamentación está en el concepto de emoción, teorías de la emoción, la neurociencia, la psiconeuroinmunología, la teoría de las inteligencias múltiples, la inteligencia emocional, el fluir, los movimientos de renovación pedagógica, la educación psicológica, la educación para la salud, las habilidades sociales, las investigaciones sobre el bienestar subjetivo.
El objetivo de la educación emocional es el desarrollo de competencias emocionales: conciencia emocional, regulación emocional, autogestión, inteligencia interpersonal, habilidades de vida y bienestar.
ORIENTACION PARA EL DESARROLLO Y CRECIMIENTO PERSONAL:
La orientación para la prevención y el desarrollo Una vez expuesto el marco general de la orientación psicopedagógica, con sus modelos básicos de intervención, áreas temáticas, contextos y agentes, vamos a pasar a considerar una de sus áreas, que nos parecen particularmente relevantes de cara al futuro.
Nos referimos a la orientación para la prevención y el desarrollo humano. La orientación para la prevención y el desarrollo se propone la prevención en sentido amplio y el desarrollo personal y social.
Estos se pueden considerar como fines de la orientación y de la educación en general.
La convicción de que para ciertos problemas (drogadicción, embarazos no deseados, accidentes como consecuencia de conducción temeraria, sida, etc.) la mejor solución (muchas veces la única) es la prevención primaria, esto ha dado lugar a un énfasis en la prevención.
Como complemento está el desarrollo humano, entendido como el desarrollo de la persona en todos sus aspectos (intelectual, cognitivo, social, moral, emocional, etc.).
Prevención y desarrollo constituyen las dos caras de una misma moneda.
Así, por ejemplo,cuando se habla de desarrollo de la salud, se piensa en prevención de la enfermedad. La evidencia demuestra que muchas veces prevención y desarrollo van tan unidos que resulta difícil distinguir entre ellos.
Por esto se habla de prevención y desarrollo como una expresión acuñada.
Dentro de la orientación para la prevención y el desarrollo se pueden considerar un conjunto de propuestas como: habilidades de vida, mejora de la autoestima, prevención del estrés, reestructuración cognitiva, cambio de atribución causal, técnicas de relajación, imaginación emotiva, desensibilización sistemática, temas transversales (educación para la salud, educación sexual, educación moral, educación ambiental, educación para la paz, educación viaria, educación del consumidor, educación para la igualdad), etc.
Una de las propuestas en esta línea es la educación emocional.
 La educación emocional:  
La educación emocional es una innovación educativa que se justifica en las necesidades sociales.
La finalidad es el desarrollo de competencias emocionales que contribuyan a un mejor bienestar personal y social. Se concibe la educación emocional como un “proceso educativo, continuo y permanente, que pretende potenciar el desarrollo de las competencias emocionales como elemento esencial del desarrollo integral de la persona, con objeto de capacitarle para la vida. Todo ello tiene como finalidad aumentar el bienestar personal y social”.
La educación emocional es un proceso educativo continuo y permanente, puesto que debe estar presente a lo largo de todo el currículum académico y en la formación permanente a lo largo de toda la vida.
Es decir, la educación emocional tiene un enfoque del ciclo vital que se propone optimizar el desarrollo humano.
En este sentido queda claro que la educación emocional encaja perfectamente en el marco general de la orientación psicopedagógica.
La educación emocional es una forma de prevención primaria inespecífica.
Entendemos como tal a la adquisición de competencias que se pueden aplicar a una multiplicidad de situaciones, tales como la prevención del consumo de drogas, prevención del estrés, ansiedad, depresión, violencia, etc.
 La prevención primaria inespecífica pretende minimizar la vulnerabilidad de la persona a determinadas disfunciones (estrés, depresión, impulsividad, agresividad, etc.) o prevenir su ocurrencia. Para ello se propone el desarrollo de competencias básicas para la vida.
Cuando todavía no hay disfunción, la prevención primaria tiende a confluir con la educación para maximizar las tendencias constructivas y minimizar las destructivas
1) Inteligencia Emocional
http://www.rafaelbisquerra.com/es/inteligencia-emocional/inteligencia-emocional-segun-salovey-mayer.html
2) Novedades y actualizaciones del GROP:
http://www.ub.edu/grop/catala/
3) Entrevista a Antoni Giner: Hay niños hiperactivos que necesitan una mirada y estrategia especial:
http://www.ub.edu/grop/catala/entrevista-a-antoni-giner/
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS: